La Gerencia de Urbanismo ha terminado las obras de ejecución de una rampa en la Ronda Padre Pío, con la que se resuelve el gran desnivel que existe entre el viario inferior y la avenida principal superior que conecta con el puente que cruza la SE-30.

El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha señalado que «esta intervención es una antigua reivindicación de los vecinos del barrio de Padre Pío, que no contaban con un paso adecuado que permitiera salvar está pendiente, auténtica barrera que obstaculizaba el tránsito peatonal entre ambos viarios, el inferior y el superior». La intervención, solicitada a Urbanismo por el Distrito Cerro-Amate, se hacía más necesaria, si cabe, por el hecho de que en el vial principal se localiza una parada de autobús urbano.

La rampa construida mide 26 metros de longitud y se desarrolla en dos tramos. Según establece la normativa vigente en materia de accesibilidad, se ha instalado solería de botones de color rojo. La operación se ha completado con la instalación de barandillas a lo largo de todo el recorrido de la rampa.

Para mayor comodidad de los usuarios de la línea de autobús que recorre la Ronda de Padre Pío, la Gerencia de Urbanismo ha trasladado la parada existente hasta las proximidades de la nueva rampa, y ha instalado, en colaboración con Tussam, otra parada en el mismo viario, distanciada de la anterior. Las zonas donde se ubican ambas, han sido convenientemente pavimentadas y adecentadas.

La construcción de la rampa peatonal descrita y los demás trabajos realizados han supuesto una inversión de 41.000 €.

Los Delegados de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines, Maximiliano Vílchez, del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque y, del Distrito Norte, Juan García, se han desplazado recientemente hasta el lugar de La intervención para comprobar el resultado de la misma y el correcto funcionamiento de la rampa construida.

Según Vílchez «la mejora de las condiciones de accesibilidad de las calles y espacios públicos de la ciudad es una de las líneas de trabajo principales del Ayuntamiento de Sevilla, habiéndose incrementado las obras de este tipo en los últimos dos años» y ha añadido que «durante 2013, se invirtieron 2.026.000 €, en actuaciones de esta naturaleza».

A esta cantidad, hay que sumar los 500.000 € invertidos en actuaciones específicas instadas y financiadas por los Distritos, así como 178.500 € gastados en trabajos de conservación de pavimentos, para hacerlos más accesibles y transitables. Junto con estas inversiones hay que considerar el gasto correspondiente a obras de reurbanización, realizadas por Urbanismo en colaboración con Emasesa. Estos proyectos incluían todas las intervenciones posibles y realizables según la normativa de accesibilidad.

Por otra parte, entre de las iniciativas que en el ámbito de la accesibilidad universal se están dando desde la Gerencia de Urbanismo, en los últimos días se ha puesto en marcha un nuevo apartado dentro de la página web de este Organismo, creado expresamente para informar de todas las actuaciones realizadas y de demás asuntos de interés existentes en torno a esta materia.

A través del icono «Oficina de Accesibilidad» se puede acceder a información sobre aspectos como la Normativa, tanto estatal, como autonómica y municipal, que regula esta materia, el procedimiento que se sigue desde el Ayuntamiento de Sevilla en la ejecución de las obras de accesibilidad, la relación de actuaciones realizadas los pasados años 2012 y 2013 y, se pueden plantear solicitudes de actuación en espacios públicos.