El pavimento de la carretera está sujeto a la acción continua del tráfico y también de las inclemencias meteorológicas, ya sea el calor o las lluvias, provocando así que el firme sufra un proceso de disminución paulatina tanto en los niveles de seguridad como en el confort del tráfico. Es por ello que el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y el distrito Cerro-Amate, ha realizado mejoras en la calzada de la barriada de Rochelambert.

Concretamente en el tramo comprendido entre la calle Puerto del Escudo hasta el Instituto Salvador Távora. «Estas pequeñas actuaciones son grandes avances en las calles de nuestros barrios y mejoran así la circulación de los vehículos, al mismo tiempo que garantizan una mayor seguridad vial», ha señalado el delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque.