La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado ceder el uso de las viviendas acogidas a la rehabilitación integral de la barriada de Los Pajaritos a la Gerencia de Urbanismo para que pueda acometer los trabajos de demolición y edificación de las nuevas viviendas, además de declarar de interés social los trabajos encomendados.

En rueda de prensa, el portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Sevilla, Curro Pérez, ha informado de que el Área de Hacienda y Administración Pública ha aprobado «por razones de eficacia» encomendar a Urbanismo la redacción y aprobación del proyecto de demolición de los bloques objeto de la actuación; la elaboración y aprobación de los proyectos de parcelación y edificación de nueva planta, además de la gestión económica y administrativa de la actuación, con la contratación de los distintos proyectos, estudios y obras. Además, Urbanismo será la encargada de la dirección técnica de los proyectos, incluyendo la dirección facultativa de las obras y coordinación de seguridad y salud.

Igualmente, se ha aprobado ceder el uso de las viviendas a la Gerencia mientras duren los trabajos y declarar de interés social las actuaciones «por estar incluidas en la política de vivienda y dadas las circunstancias económicas y sociales de la población afectada». Pérez explica que tras la finalización del censo de las viviendas, con el que se determinó la cantidad de personas que vivían, sus perfiles familiares y la situación de las viviendas, se ha pasado ya a «la segunda fase».

El Plan de Rehabilitación de Los Pajaritos incluye el derribo y reconstrucción de las 524 viviendas municipales de la zona y la terminación de un edificio puente propiedad de la empresa municipal de vivienda, Emvisesa, en la avenida de Andalucía en marzo de 2013, fecha en la que se iniciarán los realojados de estos vecinos hasta que se les entreguen los nuevos pisos. La demolición de los bloques se realizará de dos en dos y pasarán de contar con cuatro plantas a ocho, con viviendas de 65 metros cuadrados desde los alrededor de 30 metros cuadrados actuales y un espacio verde donde se alcanzarán los 3.200 metros cuadrados frente a los 1.050 metros cuadrados existentes.

El edificio puente no se hará finalmente nuevo, tal como se barajó en un principio, sino que se utilizará el inmueble ubicado en la avenida de Andalucía para reducir plazos y que habría de quedar terminado en marzo de 2013. Una vez finalizado, se evacuarán los dos primeros bloques de los nueve existentes para iniciar las obras, lo que suponen unas 75 familias, de las que 67 se ubicarán en el citado edificio puente y el resto se establecerán en distintos pisos de la zona.