El Distrito Cerro-Amate ha organizado una excursión con destino a la aldea de Almonte que ha contado con un notable éxito de participación. El objetivo del viaje era compartir una jornada de convivencia entre todos los participantes de los talleres socio culturales que se imparten en el distrito, poniendo así el «broche de oro» a un curso cuyo balance ha resultado «muy positivo», dada la garantía de satisfacción manifestada por los usuarios.

En total, fueron ocho los autobuses que «peregrinaron» hasta Almonte, con la participación de 430 personas, entre la dirección, coordinadores, monitores y alumnos de los distintos talleres. La salida tuvo lugar desde tres puntos diferentes del distrito, de  manera que se facilitó así el acceso a los autobuses a todos los que quisieron estar presentes en la jornada. Asimismo, la Glorieta Primero de Mayo, junto a la sede del Distrito Cerro-Amate; la barriada de Su Eminencia y, por último, el colegio de Santa Teresa fueron los puntos de recogida establecidos.

Una vez en el destino deseado, Almonte, los excursionistas asistieron a la misa que se ofició a las 12:00 horas, presidida por la Virgen del Rocío en su altar mayor. A continuación, todos los presentes disfrutaron de un almuerzo juntos, dirigiéndose a los pinos de Hinojo, un encuentro que ha servido como preludio de la próxima fiesta popular que se va a celebrar en Sevilla: El Rocío, en la que se implican miles de ciudadanos.

A la vuelta, los alumnos se mostratron encantados con el viaje, calificándolo como «un día maravilloso», terminando la jornada con la satisfacción de que todos los usuarios de los talleres habían estrechado lazos y compartido una grata experiencia, en donde en todo momento reinó armonía y la complicidad entre ellos.