El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha trasladado a representantes de la comunidad de propietarios del parque empresarial PICA (Carretera Amarilla) las prioridades del presupuesto municipal para este tipo de recintos de concentración de empresas. En una reunión de trabajo para abordar los problemas específicos del PICA, el regidor hispalense ha anunciado que el objetivo es otorgar preferencia a aquellos parques que, como éste, apenas han tenido dotación presupuestaria en los últimos años, de ahí que haya instado a los empresarios allí instalados a detallar sus necesidades.

Juan Espadas, quien ha estado acompañado de la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales del Ayuntamiento, Carmen Castreño, ha ofrecido a los portavoces del PICA abrir una «nueva etapa de colaboración» para hacer frente a las urgencias de este parque, caracterizado por una elevada presencia de empresas de la industria del motor. De hecho, les ha animado a aprovechar tal especificidad para participar en programas de captación de fondos europeos vinculados a la eficiencia y el ahorro energéticos, la movilidad sostenible y el cambio de modelo productivo para la economía de la ciudad.

Reurbanización y aparcamientos

La directiva de la comunidad de propietarios del PICA, que ha estado encabezada por el presidente, Ignacio Pascual de Castro, ha entregado un dossier explicativo del parque empresarial y sus ventajas competitivas, así como sobre sus más acuciantes dificultades. Entre estas urgencias, los portavoces han destacado la necesidad de reurbanización de calles, la necesidad de más aparcamientos, el acceso en autobús público y la limpieza y la seguridad en la zona.

Espadas ha instado a los empresarios a plasmar sus prioridades en un documento y que éste sirva para iniciar los trabajos conjuntos, al tiempo que ha designado como interlocutora directa a Carmen Castreño.