Tiene 74 años de historia, ocupa 350 metros cuadrados, oferta más de 80 sabores de helado y vende al día casi 200 litros de este fresco producto, son datos que revelan lo que ya es muy evidente para los vecinos del barrio del Cerro, que Antonino de la calle Afán de Ribera es una de las heladerías más famosas y más exquisitas de la ciudad de Sevilla.

En el año 1939, Francisco Parrilla empezó a fabricar nata para vender en su tienda de comestibles, pasado un tiempo y viendo que esto se le daba bien, decidió ampliar el género y contrató a un profesor italiano para que le enseñara a hacer helado, así lo cuenta, Francisco Parrilla, nieto del fundador. Este es un negocio que ha pasado de padre a hijo y de hijo a nieto. Dice el nieto que nunca se planteó ejercer otra profesión «quería seguir con la tradición familiar, desde chico he estado en el obrador viendo como mi familia hacía helado y no hay mejor manera de formarse que esa».

A principios del siglo XX, la heladería Antonino comercializaba los sabores más tradicionales, como fresa, chocolate o vainilla. Hoy día en la vitrina del negocio hay más de 80 sabores, desde los más habituales a los más novedosos. En el ranking de los más vendidos se encuentra el helado de palmera de huevo, turrón y la crema rusa y la lista de los más extraños la encabeza el helado de Red Bull. Francisco aclara que los sabores los elaboran a partir de peticiones de los clientes, entre risas comenta «no es que yo quisiera hacer un helado de Red Bull, sino que me lo pidió un cliente y me llamó la atención, lo hicimos y ahora se vende mucho».

Esta legendaria heladería no es un negocio de verano «estamos todo el año abierto». Parrilla desvela que hay verdaderos amantes del helado que lo comen durante las cuatro estaciones del año y que el negocio funciona igual de bien en la época invernal. «Es cierto que en verano se vende más helado, pero en invierno ofrecemos tartas y pasteles y tenemos clientes muy fieles».

Parrilla se despide revelando el secreto de estos 74 años de historia: «Buena materia prima, buenos precio y buen trato al cliente».