La apertura del mayor centro «outlet» de El Corte Inglés en Sevilla, situado en la Carretera de Su Eminencia, ha sido recibido con los brazos abiertos por los vecinos y comerciantes de la zona, así como del resto de ciudadanos de Sevilla, que no han dudado en visitar la superficie comercial al reclamo publicitario de marcas de firma con hasta un 70 por ciento de descuento.

La inauguración del establecimiento, el pasado 29 de noviembre, fue «un constante ir y venir de gente todo el día. De hecho, incluso antes de la apertura, ya había gente esperando para entrar, y una vez abiertos, hicimos el lleno absoluto, por lo que superamos todas las expectativas», declara el responsable del centro. «Hoy ha sido el primer día del fin de semana que abrimos y también estamos teniendo mucha afluencia. Estamos que no paramos un segundo».

La dirección (quien exige que no se publique su nombre) afirma que no dispone de estadísticas sobre el número de clientes que ya han visitado el local, pero añade que «aunque no contamos con una cifra numérica todavía, podemos confirmar que la respuesta de los sevillanos está siendo masiva».

Las instalaciones cuentan con 2.400 metros cuadrados repartidos en una sola planta diáfana, dedicada por completo a la venta de ropa de señora, de caballero y de niño; equipaciones deportivas, textil para el hogar y zapatería. Se trata de género de otras temporadas que cuentan con descuentos todo el año. Entre las ofertas más suculentas se pueden encontrar prendas de invierno para niños desde los tres euros,  pantalones de caballero por nueve euros, o corbatas de varios modelos por seis euros. La ropa de firma cuenta con rebajas del 50 y hasta el 70 por ciento.

La plantilla de trabajadores la componen 15 personas más personal de refuerzo. Se trata de empleados reubicados provenientes de otros centros de El Corte Inglés de la ciudad. En el exterior, se han habilitado más de un centenar de plazas de aparcamiento.


«Revitalizar la zona comercial»

Los comerciantes de las calles aledañas, lejos de temer una posible competencia de la firma textil, han alabado la apertura del nuevo establecimiento. Así, Fernando Ruiz, propietario de la tienda «Moníssima», asegura que «creo que revitalizará la zona comercial en los barrios del entorno. Además, no me preocupa ya que, al ser un outlet es ropa de otra temporada. Yo sólo vendo moda actual, y mucho más daño hacen los mercadillos y los negocios chinos».

En el mismo sentido se pronuncia Fernando Carrasquilla, propietario de la tienda de ropa, calzado y complementos «Maiki»: «No creo que El Corte Inglés afecte directamente a mis ventas, pues yo tengo un estilo muy distinto y precios más competitivos. Al menos, no hemos notado diferencia alguna desde que están abiertos. Creo que la competencia de verdad está en los establecimientos que regentan los chinos».

Entre los vecinos de la zona abundan más las impresiones positivas. Así,  Ana María Montero, residente en Afán de Ribera, señala que «un comercio de este tipo hacía falta en el barrio, pues no tenemos muchas tiendas de ropa cerca, y si son de marca y rebajadas, pues mucho mejor».

Por su parte, José Román, vecino de El Parque Amate, afirma que «los precios son competitivos», aunque critica que «hay demasiada gente y muy pocas cajas, por lo que las colas se eternizan».

Desde otras zonas de la ciudad, Marta Ruiz y Fran Sánchez, vecinos del centro de Sevilla, apuntan que «está muy bien porque encuentras muchas tallas, aunque esperábamos más gangas».

Más crítica se muestra Aurora de Lope, vecina de Montequinto, pues resalta que «aunque se aplican buenas rebajas, el precio final sigue siendo bastante caro»

Desde Sevilla Este, Juana Fernández señala que «venía sólo por algunas cosillas para mi nieta, pero al final me voy con la cesta casi llena. Lo peor es que tengo que esperar toda la cola hasta que me cobren».