Después de que en abril el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobase los proyectos de demolición relativos al derribo de dos de las manzanas de bloques de viviendas que componen las 524 viviendas municipales del barrio de Los Pajaritos, tratándose de las dos primeras manzanas en contar con proyecto de demolición, el Consistorio ha aprobado iniciar la contratación de tales demoliciones, aprobando en paralelo la Gerencia de Urbanismo el primer proyecto de construcción relativo a dos bloques que sustituirán a los edificios objeto de derribo.

El pasado mes de abril, recordémoslo, la Gerencia de Urbanismo aprobaba el proyecto técnico relativo a la demolición de las manzanas números 8 y 9 de Los Pajaritos, formadas por cuatro edificios de cuatro plantas de altura, que suman un total de 96 viviendas, de las 524 viviendas municipales que componen el sector.

Estos primeros edificios a demoler se encuentran exactamente en las calles Gavilán, 27, 29 y 31, Tordo, 28, 30, 32, 25, 27 y 29 y, Estornino, 34, 36 y 38. Ya este miércoles, la comisión ejecutiva del Ayuntamiento ha acordado iniciar la contratación de los derribos como tal por 237.282 euros y un plazo de ejecución de ocho semanas.

Al mismo tiempo, el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado, también este miércoles, el proyecto técnico de construcción de los dos primeros bloques de nuevas viviendas sociales que sustituirán a las actuales en el barrio de Los Pajaritos. Dichos edificios de nueva planta se construirán en las calles Estornino y Gavilán y albergarán un total de 62 viviendas protegidas, ascendiendo a 5.922.501 euros el precio estimado de la construcción de estos edificios.

Según ha explicado el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, «con estas dos actuaciones en relación al proyecto de renovación urbana del barrio de Los Pajaritos, se avanza decisivamente en este importante proyecto que va a suponer la mejora de las condiciones de vida de los vecinos de este barrio».

Los derribos, claro está, no comenzarán hasta que los vecinos afectados hayan sido trasladados al «edificio puente» destinado a albergar a las familias durante la demolición y reconstrucción integral de este conjunto de viviendas públicas.

Los vecinos, representados en la Asociación Tres Barrios, han expresado estar «muy contentos» ante esta noticia, y esperan «que sea real y verídica».