El rey de la comedia en el barrio de La Romería se llama Jesús Cañete. Es un personaje muy popular y querido a raíz de que Tomás Summers lo fichara para el programa «Genio y Figura» que emitió Antena 3 entre los años 94 y 95, siendo éste su bautizo televisivo en la gran pantalla. Pero los inicios de Cañete comenzaron mucho antes pues, como él mismo explica, «desde que era chico me gustaba mucho copiar personajes. En el colegio siempre estaba imitando a los profesores y sacrificaba el que me echaran de clase por tal de hacer reír a mis compañeros».

Sus primeros pinitos los hizo a los 11 años en la Velá del barrio, donde empezó a imitar a personajes como Lola Flores o a Los Morancos: «Yo estaba muy gordito de niño, era ‘el piraña’ del barrio, y me di cuenta que a la gente le divertían mis imitaciones. Yo actuaba sin cobrar, pero luego me hinchaba a comer y a beber a base de cuñas de tortilla de patatas y coca-cola».

Las fiestas del barrio le sirvieron como trampolín para dar el salto a otras plataformas, empezando en escalafones inferiores de emisoras y cadenas a nivel local, así como actuando en distintos pueblos de la provincia, hasta que llegó su gran salto al universo televisivo nacional. Su curriculum incluye la participación en grandes shows del humor que han sido líderes de audiencia en su franja horaria, entre ellos, la «Gala del Humor» y el «Especial Chiquito de la Calzada», ambos emitidos por Antena 3; «Al ataque chow», transmitido por Tele 5 y presentado por Paz Padilla; «El rey de la comedia», de TVE o «Hacemos el humor», presentado por Agustín Bravo en Canal Sur.

Asegura que nunca tuvo que esforzarse por hacer un personaje ya que, segun Cañete, «me sale de manera natural». A pesar de esa cualidad, este artista afirma que no le gusta verse ni oírse en la tele, pues «siempre me estoy sacando fallos y me da la sensación de que el personaje no se parece al real». Así que «como soy muy pasota nunca veo mis actuaciones», señala.

A sus 49 años continúa viviendo en su barrio, del que no piensa marcharse y donde tiene a sus mayores fans: las vecinas de su bloque. «Muchas veces, cuando vuelvo de una gala o alguna actuación, me las encuentro a la entrada del portal sentadas en sus banquitos junto a mi madre y siempre me piden que cuente un chiste o que les haga una imitación. Vamos… ¡Que tengo que dar un segundo pase!».

En sus actuaciones los personajes que más le piden son «el Luisma», «Boris Izaguirre» o «Raquel Revuelta», aunque él guarda especial cariño a «Paco Gandía y Los Morancos, pues son los que imito desde hace más tiempo». Su espectáculo es «humor andaluz cien por cien», aunque además de imitaciones también cuenta chistes y hace monólogos, un show con el que recorre gran parte de la geografía española, siendo Galicia su próximo destino.

Aunque lleva más de un año sin salir en televisión a escala estatal, Cañete se congratula porque «nunca dejo de trabajar y hago lo que me gusta. No estoy en esta profesión para hacerme rico, sino para hacer feliz a mucha gente con una sonrisa», subraya.

Su sueño sería tener un programa de radio para él solo. A la espera de que llegue esta oportunidad, actualmente trabaja en la tele del Sevilla Fútbol Club, donde cuenta con una sección los jueves a partir de las 22:00 horas. Un espacio con el que disfruta mucho a pesar de que se confiesa como «aficionado del Betis».