El Distrito Cerro-Amate ha solicitado la intervención, «de manera inmediata», de distintas delegaciones municipales en una vivienda ocupada en la calle Carrión de los Céspedes, a la altura del número 23, ante las numerosas quejas de inseguridad e insalubridad manifestadas por los vecinos de la barriada de Padre Pío.

Se trata de una vivienda propiedad de La Caixa en la que se han instalado varias familias «muy conflictivas», con las que «la convivencia resulta imposible» según denuncia la asociación de vecinos Guadaira, quien señala que «tan sólo en el día de ayer recibimos las protestas de una treintena de vecinos, por lo que consideramos el asunto de extrema gravedad».

La entidad denuncia que las aguas fecales propias de este domicilio «salen por debajo de la puerta, lo que ocasiona un olor insoportable a los residentes más próximos, además de suponer un foco de infección importante para todos los transeuntes, ya que el piso se encuentra en una vía de acceso al colegio infantil del barrio», declaran miembros de la directiva.

Además, la asociación afirma que «estas familias tienen varios perros en condiciones poco higiénicas, animales con parásitos y enfermedades que sueltan a la calle por las mañanas sin ningún tipo de bozal, donde realizan sus necesidades en la vía pública y permanecen sin control durante horas, lo que ha dado más de un susto a los estudiantes, bien a la salida o a la entrada al colegio».

Estas familias «han sustraído todo el metal que han podido encontrar hasta el momento, incluyendo el de puertas y ventanas del bloque», declara la entidad vecinal, quien añade que a todo esto se suma las «amenazas con armas de fuego» que, según relata la asociación, están recibiendo los vecinos colindantes, a los que los ocupas les enseñan «pistolas» para «atemorizarlos y obligarlos a que guarden silencio».

La asociación Guadaira ha enviado un escrito al delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, narrando la «delicada situación del barrio» y solicitando «una urgente actuación», ya que manifiesta que «así es imposible vivir». La entidad asegura que «este caso está denunciado en la comisaría de Policía Local del Cerro-Amate desde el pasado 14 de enero, siendo el profesional número 405 quien interpone la denuncia y la registra con el número 3/13».

A este respecto, la dirección del distrito aclara que «se ha solicitado que se realice una actuación en la citada vivienda de manera inmediata, con la presencia de la Policía Local, de los técnicos de la delegación de Salud para evaluar posibles focos de infección en la vivienda y del personal del Centro Municipal Zoosanitario para la posible retirada de animales si se incumplen las ordenanzas municipales de tenencia de mascotas».