El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido,  ha visitado esta mañana el edificio puente que acogerá a las familias de Los Pajaritos, junto al delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, el delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, y el gerente de Emvisesa, Miguel Contreras.

Más de 60 familias de los bloques de Los Pajaritos pasarán a vivir al edificio puente que el Ayuntamiento de Sevilla está terminando de construir en la avenida de Andalucía esquina con avenida Parque Amate. Los primeros en alojarse en estos nuevos pisos lo harán a principios del mes de noviembre, puesto que como ha declarado el alcalde las obras se encuentran en el 97 por ciento de su ejecución.

«Las viviendas ya están terminadas, quedan por ultimar las zonas comunes, con lo cual estamos ya preparando el traslado de parte de las familias que viven en los pisos municipales de Los Pajaritos», ha explicado Zoido. Cuando todas estén realojadas se comenzará con la reconstrucción de sus antigua viviendas. «Estos vecinos llevan décadas viviendo en unas casas agrietadas, llenas de humedad y era el momento de comenzar. Ahora afortunadamente nos encontramos en la fase final».

Según ha confesado el alcalde todos los residentes van a tener un trato personalizado «cada uno va a ser atendido estudiando previamente las circunstancias de cada familia para que se integren y para que no haya ningún tipo de problema en la convivencia». A lo que ha añadido que hay profesionales trabajando en cada caso para que «nadie que lo necesite se quede sin venir aquí por no tener recursos para hacerlo». La mensualidad de la comunidad es de 40 euros, «el Ayuntamiento estará para ayudar a aquellos que lo necesiten», ha apuntado el edil.

Los primeros vecinos en salir de Los Pajaritos serán los de las viviendas de la calle Estornino, bloques 34, 36 y 38, los de la calle Tordo,números 22,30 y 32 más lo que habitan en el 25, 27 y 29 y también los habitantes de la calle Gavilán, portales 27,29 y 31.