El colegio público de educación Infantil y Primaria Juan de la Cueva ha decidido combatir los graffitis con un arma especial: los dibujos educativos. Así, el centro escolar ha comenzado a trabajar en un proyecto que dotará al centro de varios murales en el que se resaltan valores como la interculturalidad, la amistad, el compañerismo, el respeto al medio ambiente, la deportividad y el fomento de la lectura, entre otros.

La directora del centro escolar, Adoración Lafuente, señala que «cada clase se ha responsabilizado de trabajar un valor determinado, que posteriormente se plasmará en un paño del patio interior de la zona de Infantil, donde ha arrancado este proyecto, que cumple un doble objetivo: Por un lado, divulgar normas cívicas de comportamiento que fomentamos en el colegio que, de esta forma, quedarán expuestas a través de llamativos dibujos para que todos los niños las tengan presentes, en un lenguaje que entienden hasta los más pequeños y con el que perfectamente se identifican. Por otro, nos protegemos de las pintadas callejeras y de los graffitis, ya que los murales suelen respetarse».

Los dibujos están plasmándose ya en las paredes del colegio: «En este proyecto contamos con la colaboración del padre de un alumno que pertenece a la Asociación de Madres y Padres de Alumnos, Israel Narváez, que es quien está materializando los valores en dibujos. La idea es que, una vez realizados, sean las familias de los alumnos las que vengan a colorearlos», explica la directora.

En este sentido, el colegio organizará antes de final de curso una convivencia entre toda la comunidad educativa, en la que participen «los profesores, los padres de los alumnos y los propios estudiantes, para que el proyecto de los murales educativos sea el resultado del esfuerzo común, y en donde se unan distintas generaciones y culturas para defender los mismos valores».

El centro educativo cuenta con un total de 550 alumnos, un gran número de ellos de China. De hecho, muchas de las indicaciones del centro educativo como conserjería, dirección, comedor, aseos, etc., están traducidas también al idioma de esta nacionalidad. Además, el centro está adherido al Plan de Apoyo Lingüístico de español para inmigrantes, además de contar con servicios como comedor, aula matinal, escuela de verano y actividades extraescolares.