Los vecinos del Distrito Cerro-Amate cuentan con un medio de transporte directo para ir al Real: El Metro. Se trata del transporte elegido por la mayoría de los residentes en los barrios dotados con paradas de la Línea 1, como es el caso de Rochelambert con la estación Amate; La Plata, con la parada del mismo nombre; o Nuestra Señora de Las Águilas, con la estación Cocheras.

Sin embargo, es un transporte que elige «mayoritariamente el público joven, ya que es más directo y más económico que el autobús», pero las personas mayores o con la movilidad más reducida «siguen optando por Tussam, pues aunque haya que hacer transbordo te deja directamente en la portada de la Feria, mientras que con el subterráneo hay que andar desde las estaciones de República Argentina o de Blas Infante», declara Alberto Sobrino, presidente de la plataforma vecinal y de entidades Entrelindes del entorno de Su Eminencia y La Plata.

Sobrino destaca que «el Metro ha venido a sumarse a las líneas de autobús que dan servicio a nuestros barrios, la 25 y 26, que son las que conectan con el Prado y enlazan con el servicio especial de Tussam en Feria o con la línea C1 y C2, que te llevan directamente a la portada». Ambos transportes «pueden tener una duración aproximada en cuanto a recorrido, pues dependerá de la hora y de la afluencia de gente». Así, «la línea 26 puede tardar hasta el Prado unos diez minutos, y otros quince el C1 desde el Prado hasta el Real de la Feria. Por su parte, el Metro, desde la estación La Plata hasta República Argentina puede tardar unos 20 minutos si el trayecto es fluido, por lo que tampoco hay grandes diferencias».

En el mismo sentido se pronuncia el vicepresidente de la asociación de vecinos Las Águilas, Juan José Vecino, quien destaca que «el autobús de la línea 26, cuando llega a la parada de la calle Águila Perdicera suele llenarse, por lo que el camino es casi directo hasta el Prado, pues apenas abre en el resto de paradas porque no cabe nadie más. El inconveniente es que en el Prado hay que coger otro autobús, mientras que al usar el  Metro, el trayecto es directo desde nuestra parada, Cocheras, hasta la de Parque de Los Príncipes. No obstante, este recorrido da más rodeo, por lo que la tardanza hasta la Feria es bastante parecida».

Sin embargo, Vecino subraya que «el Metro es más económico, por lo que lo usan muchos vecinos de nuestro barrio y de los de alrededor, sobre todo los jóvenes, ya que muchos mayores desconocen todavía cómo funciona el subterráneo».

Por su parte, la presidenta de la asociación de vecinos Al-Quivir, del barrio de Rochelambert, Loli Morales, destaca «las ventajas en movilidad» que ha supuesto la puesta en funcionamiento de la línea 1 del Metro, dotando a los vecinos del barrio de «más opciones para sus desplazamientos hasta la Feria», aunque resalta también que, historicamente, «la línea 25 de Tussam ha funcionado muy bien en esta semana, aunque las colas, sobre todo a la vuelta, hay que saber aguantarlas».

La representante vecinal señala que «quizás el Metro sea un poco más rápido que el autobús, aunque tampoco mucho», y aclara que «depende del sitio del barrio en el que vivas y de la parada que te coja más cercana». En cualquier caso, coincide con las opiniones anteriores y manifiesta que «para gustos, los colores, aunque es verdad que los mayores están más acostumbrados a coger el autobús que el Metro».