El Distrito Cerro-Amate continúa trabajando en las mejoras del Parque Amate. La últimia actuación realizada en este espacio verde ha sido el revestimiento y aplacado de quince bancos que forman pequeñas graderías y que rodean la fuente pequeña de la pérgola, actuación que han llevado a cabo técnicos de Parques y Jardines.

Se trata de una actuación más del «Plan de choque» puesto en marcha por el distrito para «el mantenimiento y cuidado del parque», que arrastraba problemas heredados desde hace años, y en el que se pondrán en marcha también diversas actividades culturales.

Los trabajos en la recuperación de los bancos se suman a las múltiples actuaciones ya realizadas entre las que destacan la restauración de la pérgola, que estaba llena de pintadas y con el techo completamente oxidado, así como la rehabilitación de varios caminos del entorno. Muy significativa ha sido también la labor de la limpieza del estanque, una de las principales actuaciones para la mejora del Parque Amate, que consistió en el vaciado del mismo, dejándolo a un nivel mínimo de agua para proceder a la extracción de lodos y restos de agua con fangos y a su posterior traslado a vertederos autorizados. Además, se capturaron todos los peces y tortugas existentes en el estanque con el fin de mantenerlos vivos en contenedores de grandes dimensiones mientras se llevaban a cabo las tareas de limpieza, y una vez finalizadas, se volvieron a dejar en el estanque a todas las especias capturadas.

Aparte,  se han realizado un millar de actuaciones de podas entre árboles, arbustos y palmeras, se han reparado más de 20 papeleras. Asimismo, se han plantado setos alrededor de los árboles de la especie ‘Chorisias Speciosas’, cuyas púas suponían un peligro para los niños que disfrutan del parque y se ha creado un área reservada para la práctica del juego de petanca.

El delegado del distrito, José Miguel Luque, ha resaltado también que en materia de seguridad, el Parque Amate cuenta, además de con la continua vigilancia por parte de la Policía Local, con la presencia de agentes de la Policía Nacional patrullando a caballo, «algo que nunca había pasado hasta ahora».