El homenaje a Salvador Távora previsto para mañana, 28 de febrero, coincidiendo con la celebración del Día de Andalucía, se pospone debido a la amenaza de precipitaciones, ya que las previsiones meteorológicas hablan de un 80 por ciento de probabilidades de lluvia.

La comisión organizadora del evento, compuesta por entidades del Cerro del Águila y de Su Eminencia, además de vecinos a título particular, y que cuenta con la colaboración del distrito Cerro-Amate, ha convocado una reunión para el próximo 7 de marzo con el objetivo de fijar una fecha definitiva para realizar el reconocimiento a la trayectoria profesional de un artista tan polifacético e innovador como Salvador Távora.

La presidenta de la asociación de vecinos Parque Estoril y miembro de la comisión organizadora, Carmen Petit, ha indicado que «suspender el evento ha sido una decisión muy dura después de más de un mes de durísimo trabajo, pero no podemos arriesgarnos a deslucir un evento que se realizará al aire libre y que cuenta como escenario con la plaza Miguel Hernández, donde estaba previsto la colocación de paneles alusivos a la vida y obra del homenajeado». En este sentido ha explicado que «estos diseños quedarían completamente mojados si llueve, después del coste que conllevan, tanto en términos de trabajo como de dinero».

La comisión organizadora ya había repartido cartelería por todo el distrito informando de la celebración del homenaje, un tributo que cuenta también con la colaboración del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla, ICAS, y que serviría a la hija del artista, Pilar Távora, como base para un documental futuro sobre la vida de su padre.

Los vecinos, amigos y admiradores de Salvador Távora querían agradecerle con este homenaje el que «siempre se acuerde de su barrio, el Cerro del Águila, en cualquier foro en el que participe; que eligiera Hytasa como base para establecer su teatro y que haya paseado el nombre del Cerro y de Sevilla por todo el mundo».

No obstante, debido a la posibilidad de que aparezca la lluvia, el artista sevillano tendrá que esperar un poco más para recibir el cariño de sus convecinos y para recoger la insignia que simbolizará el respeto y la admiración que le profesan.