Francisca García es la abuela de una familia de 15 miembros, tiene 5 hijos y 10 nietos. Cada mañana del verano se levanta a las 7:30 horas, prepara tortillas de patatas, filetes empanados, un picadillo «fresquito» y una nevera repleta de bebidas para toda su familia. Todo apunta a que los García se dirigen cada día del verano a una de las playas cercanas a Sevilla, pero a diferencia de lo que se pueda pensar, este gran despliegue es para pasar días inolvidables en la piscina de uso recreativo de Rochelambert.

«Nos ahorramos la gasolina, que la cosa está muy mala, y estamos igual de bien que en la playa». Según cuenta Francisca, la crisis ha afectado mucho a toda su familia y no pueden veranear, por lo que han optado por esta segunda opción de la que dice «es como ir a una playa en Sevilla, pero mucho mejor porque tenemos césped y no nos manchamos de arena».

Ellos se han sacado el bono familiar que oferta durante todo el verano el Ayuntamiento de Sevilla para el uso recreativo de las piscinas municipales. «Por ahora nos hemos comprado el del mes de julio, ya veremos en agosto como está la cuenta corriente», declara García. Añade que lo compran más que nada por los pequeños porque «las vacaciones son muy largas y es una pena tenerlos todo el día en casa».

A las 12:30 de la mañana comienza la diversión para sus nietos, que nada más entrar por las instalaciones se quitan las chanclas y la camiseta y se tiran a la piscina. Para los 10 niños es la mejor manera de pasar estas fechas estivales. Como ellos, más de 200 personas pueden disfrutar de este día «playero» en verano.

Horarios y abonos de la piscina de Rochelambert

Desde el verano del año pasado el Instituto Municipal de Deportes implantó un nuevo horario  para las piscinas públicas, de tal forma que los ciudadanos pueden bañarse seis horas y media de martes a jueves (12:30 a 19:00 horas), y ocho horas los sábados y domingos (12:00 a 20:00 horas).

Los abonos pueden ser familiares o individuales. El familiar cuesta 72 euros si es quincenal o 120 si es mensual y permite la entrada de cuatro adultos, ya que los menores de cinco años entran de forma  gratuita, con lo que el coste diario es de un euro por persona.