El Grupo Municipal Socialista ha recogido la inquietud de vecinos, comerciantes y hosteleros del Cerro del Águila alertados ante la reiterada caída con pocos días de diferencia de grandes ramas procedentes del arbolado viario sobre el que no se ha realizado el trabajo de conservación y mantenimiento por parte del Ayuntamiento. El concejal socialista, Juan Manuel Flores, se ha reunido esta semana con ellos para plantear «medidas de presión al distrito y al gobierno de Zoido que provoque la respuesta municipal y las soluciones que no han tenido en sus reiteradas quejas y demandas ignoradas».

La caída de ramas en plena vía o acerado ha provocado incluso en la calle Afán de Ribera la intervenión de los bomberos, lo que ha elevado el grado de preocupación de vecinos y comerciantes ante los daños que pudieran producirse «si no se interviene con la agilidad y diligencia que el distrito está demostrando no tener ante un asunto en el que las excusas no caben y sobre el que se debería haber tomado medidas preventivas». Junto a la caída de ramas, las molestias vecinales se centran también en las raíces y ramas que acaban por invadir tanto locales como viviendas.

Flores informó que ya en el pasado Pleno de la Junta Municipal del Distrito Cerro-Amate, el Grupo Socialista presentó una propuesta de urgencia para que el Servicio de Parques y Jardines realizara una inspección completa del arbolado de la calle, ante el riesgo que supone para los vecinos que viven y realizan sus tareas en la zona, para que se determinen así las causas que provocan la caída reiterada de estas grandes ramas y se actúe para solucionar el problema.

«No entendemos que ante esta situación el Ayuntamiento no actúe de inmediato para que los técnicos determinen qué ocurre ante una situación de riesgo evidente en la calle Afán de Ribera», explicó Flores, añadiendo que «por el contrario, nuestro gobierno municipal sí considera urgente actuar en otras zonas más céntricas y monumentales de la ciudad, como la intervención en dos ficus en la avenida Isabel La Católica, que ha costado a los ciudadanos más de 39.000 euros, inversión que no realiza en el Cerro ni en otros barrios periféricos, como barriada Las Águilas o en la barriada Padre Pío».

Igualmente, el concejal se comprometió ante los vecinos y comerciantes a realizar un seguimiento de la situación aprovechando el próximo Pleno Extraordinario de Debate sobre el Estado del Distrito del lunes para continuar insistiendo en el problema.

«Tenemos la experiencia de que cuando la oposición socialista denuncia situaciones similares, el Ayuntamiento actúa días después», señala Flores, quien insiste que tras esta denuncia «el Distrito procederá a acelerar una solución», pero lamenta que «un Ayuntamiento como el de Sevilla actúe sólo a contrapié cuando los vecinos o el PSOE reclaman soluciones, cuando lo que debe hacer es su trabajo y ser capaz de anticiparse a estas situaciones de riesgo evidente».