El coordinador local de Izquierda Unida en Sevilla, José Manuel García, se ha referido este miércoles a la ocupación de varios pisos municipales que distintas familias sin recursos han llevado a cabo en un edificio vacío de Emvisesa, en Nuevo Amate, manifestando al respecto que este hecho constata, una vez más, el fracaso de la nula política de Zoido en materia de vivienda y su absoluta incapacidad para resolver el que es, sin duda, uno de los principales problemas de los ciudadanos en la actualidad.

García ha enmarcado esta última ocupación en una situación excepcional, de emergencia social y habitacional, que está condenando a muchas personas a tener que adoptar decisiones desesperadas para defender un derecho humano básico y esencial, como es el de poder acceder a una vivienda digna. De este modo, ha enfatizado que «el Ayuntamiento de Sevilla no puede seguir ignorando y dando la espalda a una realidad bastante dramática que cada día afecta a más familias en nuestra ciudad».

Así, el próximo portavoz municipal de la federación de izquierdas ha lamentado el desmontaje que el PP ha venido efectuando hasta ahora de todas las herramienta que el Gobierno local creó, de la mano de IU, para paliar y afrontar este grave problema, destacando especialmente la eliminación del Parque Social de Vivienda y de la Oficina de Atención al Inquilino en Situación de Abuso (Otainsa).

«Tampoco se han construido ninguna de las 1.000 VPO que Zoido prometió al año, ni se han adecuado las rentas de los inquilinos de Emvisesa al contexto de crisis vigente, a pesar de haberse proclamado desde el Gobierno local a bombo y platillo hace meses», ha añadido García. Por el contrario, ha recordado, el PP ha reducido ostensiblemente el presupuesto de esta empresa municipal hasta el punto de dejar «inoperativo» el que debe ser principal instrumento del Ayuntamiento en materia de política de vivienda en la ciudad.

Para García, la noticia de esta nueva ocupación en Regiones Devastadas pone al descubierto, además, la existencia de más de 150 pisos de titularidad municipal que, «de manera incomprensible», se encuentran vacíos desde septiembre sólo en esta zona. «El caso vuelve a sacarle los colores al Gobierno de Zoido y muestra hacia dónde nos conduce su injustificable inacción en este tema», ha abundado.

Al hilo de esto, el coordinador local de Izquierda Unida ha instado al Ayuntamiento hispalense a «tomar buena nota» de lo que están haciendo otras administraciones públicas, como la Junta de Andalucía, «que conciben la vivienda como un derecho, y no como un negocio, y que buscan alternativas para evitar que continúe habiendo tantas gentes sin casas y tantas casas sin gente».

En este sentido, García considera que el Consistorio ha de seguir el ejemplo de la Consejería de Fomento y Vivienda (IU) y pasar, de una vez, a régimen de alquiler todos los pisos protegidos que aún están en venta, amén de rebajar las rentas para facilitar su adjudicación a familias con recursos limitados.

Y es que mientras la Junta de Andalucía ha logrado, por esta vía, entregar las 71 viviendas que tenía deshabitadas en la ciudad, el Ayuntamiento, en cambio, cuenta a día de hoy con más de 400 pisos  desocupados, algo que ha tildado de «absolutamente inaceptable en estos tiempos».

«Emvisesa debe abandonar ese absurdo empecinamiento por ganar dinero a costa de su parque público y empezar a pensar más en las necesidades de los ciudadanos», ha rematado García. Asimismo, el coordinador local de IU ha criticado que el PP no sólo no haga nada en favor del derecho a la vivienda allá donde gobierna, sino que encima se dedique a boicotear, mediante recursos, las medidas que otras administraciones, como la Junta, sí son capaces de impulsar para combatir una realidad tan lacerante, como ha ocurrido recientemente con su impugnación de la Ley andaluza de la Función Social de la Vivienda.

«Lejos de operaciones de maquillaje y ventas de humo, el alcalde está obligado a tomar las riendas de la política de vivienda en la ciudad y no seguir empequeñeciendo el papel de Emvisesa», ha aseverado García. Por ello, ha reclamado a Zoido que rectifique y que vuelva a hacer de esta empresa pública un agente activo para el abordaje de los numerosos problemas de vivienda que asolan a los habitantes de Sevilla.