El proyecto del localizador de personas con deterioro cognitivo leve o moderado (LOPE) se ha presentado en la sede del Distrito Cerro-Amate, a cargo de la responsable provincial de Cruz Roja Española, Gema Inma Granadilla García.

El principal objetivo es que la persona usuaria y sus familiares tengan la tranquilidad y seguridad fuera de su domicilio, respaldado  por todo un equipo que velará por el estado del usuario. El proyecto  LOPE de Cruz Roja, también es sinónimo de compañía, cercanía y  tranquilidad, así pues, cuentan con el mejor de los valores añadidos:  El Voluntariado.

Esta iniciativa permite que las personas con deterioro cognitivo leve o moderado puedan mantener su autonomía en las salidas de su  domicilio, manteniendo tanto ellas como sus familiares o cuidadores la seguridad y tranquilidad ante posibles pérdidas de orientación.

El servicio se basa en la utilización de un teléfono móvil que permite la localización GPS, de tal modo que se pueda conocer dónde está el afectado en cualquier momento. A través de las consultas a la Central de Atención, los familiares pueden conocer la localización y se pueden recibir alertas, en el caso de que se hayan establecido zonas de peligro. Además, existe un entorno web para que  los familiares puedan acceder en cualquier momento y de manera directa a la localización de la persona usuaria. Los pacientes se limitan a portar el dispositivo en sus salidas del domicilio.

Este proyecto está comenzando a desarrollarse en Sevilla con 24  personas con financiación del IRPF. Los requisitos que debe tener el beneficiario para acogerse al servicio de forma subvencionada es ser mayor de 65 años, poseer deterioro cognitivo leve o moderado y que no supere una cierta cantidad de ingresos, aunque el servicio LOPE también se presta de forma privada.