La Hermandad de los Dolores del Cerro del Águila ha iniciado esta mañana por décimo año consecutivo, una nueva edición del programa de acogida temporal para el saneamiento de niños bielorrusos.

La finalidad de este hermoso e ilusionante programa de solidaridad  internacional, que en nuestra ciudad coordina la Confederación de Hermandades Santos Cirilo y Metodio, es contribuir a la mejora de la  salud física y psíquica de menores afectados por el desastre nuclear de Chernobyl de 1986, haciendo posible la estancia temporal de los  mismos fuera de la zona contaminada.

La entrega de los pequeños acogidos por esta Hermandad a sus familias sevillanas se realiza como es habitual en el transcurso de un acto de bienvenida que tendrá lugar en la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, a partir de las 9,30 horas.

A partir de entonces tendrán por delante más de un mes de juegos y  alegría, aire y comida sanos y, sobre todo, el enorme cariño que sus  familias sevillanas.