La plaza de La Carlota, en el barrio de La Negrilla, se dotará de agua «potable». Así lo ha manifestado el delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, quien ha explicado que «se ha solicitado al Ayuntamiento la dotación de agua para la fuente pública de la plaza, pero no se podrá usar para el riego de los árboles». De esta manera, Luque ha contestado a una pregunta de la asociación cultural El Pequeño Costalero, quien preguntó que cuándo se le iba a dar una solución a la falta de riego en los árboles de la plaza, ya que la mayoría «se han secado ya o están en vías de morirse por sequía».

El presidente de la junta municipal ha explicado que el problema radica en que la planificación del arbolado la realizó el anterior Gobierno municipal, «quien colocó los naranjos sin realizar las gestiones oportunas previas para el imprescindible sistema de riego por goteo» por lo que, actualmente, «la implantación del sistema de irrigación o la construcción de un pozo, que también sería una alternativa viable, conllevaría en ambos casos un coste demasiado alto», por lo que «no está prevista la realización de este proyecto».

No obstante, sí se ha actuado para atender la demanda vecinal de la puesta en funcionamiento de la fuente, ya que desde que se construyó la plaza en el barrio hace unos cinco años, nunca ha funcionado, por lo que servía únicamente como adorno.

La plaza está dotada de juegos infantiles y hay pocas sombras debido a que se han secado la mayoría del centenar de árboles que se sembraron, por la falta de riego al no existir sistema de irrigación, como se ha indicado anteriormente. Por ello, los vecinos habían recalcado la necesidad de contar con un punto de agua en el que poder hidratarse y refrescarse, sobre todo en los días más calurosos.