Las obras de la rampa que permitirán que cualquier vecino de Padre Pío con movilidad reducida pueda coger el autobús o, siemplemente, cruzar a la otra parte del barrio -que está dividido en dos por la carretera- comenzarán «en verano», según lo ha manifestado el delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, quien ha mantenido una reunión con la asociación de vecinos Guadaira, acompañado por el director y la subdirectora del distrito, José Lugo y María José Gil.

En este encuentro, el delegado ha explicado que estos trabajos están en la fase de «redacción del proyecto arquitectónico por parte de Urbanismo» y que conllevan una inversión de «60.000 euros», ya que «la actuación comprende la construcción de una rampa en la calle de la Doctora Oeste y otra por la parte de la Ronda de Padre Pío, de bastante mayor altura, lo que encarece la obra», unos trabajos que «calculamos que comenzarán en los meses de verano, según nos indican los técnicos, ya que el compromiso es que este proyecto se ejecute en este año 2013».

A la vez que se llevarán a cabo estas obras, continuarán las mejoras en el barrio en el entorno de la Doctora Oeste, delante de la iglesia, unas actuaciones cuya primera fase concluyó antes de la Semana Santa y que venían recogidas en el Programa Electoral del Partido Popular. Así, se van a llevar a cabo las actuaciones pertinentes para habilitar una zona de aparcamientos, una labor que conllevará «el retranqueo del bordillo y la adecuación de parte del albero del Parque Mediterráneo que actualmente no se está usando para habilitarlo como plazas de estacionamiento de vehículos».

Otro de los asuntos que se ha tratado que más preocupa a los vecinos de Padre Pío es el de las cuadras instaladas en el límite de la barriada con la SE-30, ya que han asegurado que «en estos momentos se están utilizando para almacenar materiales sustraídos y drogas». En este sentido, José Miguel Luque ha aclarado que «el Ayuntamiento ha actuado movilizando a Policía Local y a Medio Ambiente para clausurar las caballerizas ilegales de la calle Bollullos, por lo que queda pendiente que EPSA, propietaria de los terrenos, derribe las cuadras que están en pie». A este respecto ha señalado que «el Distrito Cerro-Amate solicitará a EPSA, dependiente de la Junta de Andalucía, que por motivos de salubridad y a petición de los vecinos, actúe desmantelando las caballerizas de Padre Pío».

En relación al adecentamiento de la entrada al barrio por la SE-30, otra de las viejas reivindicaciones vecinales, Luque ha declarado que «en breve, después de la Feria», se van a instalar «unos separadores homologados por las delegaciones de Movilidad y Urbanismo para evitar que se viertan material de obra y basuras», pues según han denunciado los vecinos, en esa zona «cada día se vierten dos y tres camiones de escombros». Además, el Distrito Cerro-Amate ha manifestado que «vamos a informarnos de quién es la autoridad competente encargada de mejorar la iluminación pública en ese entorno».

Respecto al estrechamiento del vallado del puente de la SE-30, Luque ha informado de que «en esta misma semana se han estado haciendo mediciones», explicando que esta actuación se ha demorado porque «la competencia no era del Ayuntamiento, sino del Ministerio, pero finalmente el Gobierno central nos ha dado una autorización para que seamos nosotros quien ejecute la obra».

Por último, el Distrito y los vecinos han acordado continuar hablando para consensuar una postura respecto a la nueva ordenación del tráfico en la barriada que afectaría, entre otras, a la calle Puebla del Río, con el objetivo de estudiar la rectificación de la línea 24 de Tussam y que, en cualquier caso, sería posterior a la regulación semafórica que contempla Movilidad; así como para definir las actuaciones de reurbanización en el entorno de la calle Rafael García Minguel.