Los alumnos de sexto de Primaria del colegio Ruiz Elías pasarán el año próximo a la Secundaria, lo que significa cambiar de centro escolar y de compañeros de clase, ya que esta etapa educativa se realiza en el colegio Santa Joaquina de Vedruna, situado en el barrio de Nervión. Por ello, los estudiantes de ambos colegios han participado en el tradicional acto de hermanamiento, una jornada lúdica cuyo objetivo es «estrechar lazos entre los escolares y con los profesores, para que el paso de una etapa a otra no les dé tanto miedo», ha señalado Daniel Soto, profesor del Ruíz Elías.

Se trata de una actividad que lleva realizándose «desde los últimos seis años» ya que, en origen, «ambos centros, concertados por la Junta de Andalucía, pertenecían a la misma zona de escolarización, pese a que un colegio está en el Cerro del Águila y el otro en Nervión».

Los alumnos han disfrutado de una jornada de convivencia en el Polideportivo Hytasa, en el que «se han conocido y han intercambiado sus direcciones de messenger y tuenti para estar en contacto. Además, muchos ya han quedado para que los alumnos del Vedruna les enseñen el colegio y se han presentado también a los profesores de Secundaria, algo que les preocupaba mucho», ha declarado el tutor.

En total, se han dado cita unos 90 alumnos del Vedruna y unos 30 del Ruíz Elías, quienes tras las respectivas presentaciones han conformado varios grupos mixtos y han participado en un circuito deportivo «en el que los estudiantes de ambos centros han tenido que actuar como compañeros. Así, cuando coincidan a partir del año próximo en clase ya llevarán un recorrido hecho», ha manifestado Soto.

El circuito ha consistido en la práctica de diez deportes durante diez minutos. Así, grupos de entre diez y doce alumnos han jugado al baloncesto, al balonmano, al tenis, al hockey, a las palas, al bádminton, al voleibol, al fútbol, al béisbol, al rugby y al matar, rotando entre las distintas pistas del polideportivo de Hytasa.

Se trata de una de las actividades de tránsito que se programa durante todo el año del sexto curso en el Ruíz Elías, en el que también organiza «una salida desde el Cerro del Águila hasta el colegio de Nervión en la línea 26 de Tussam, para que los alumnos sepan dónde tienen que coger el autobús y dónde tienen que bajarse, con el objetivo de que sean más autónomos e independientes y estén totalmente preparados para integrarse en su nueva etapa».