El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha entregado esta mañana de miércoles las llaves de las viviendas a los vecinos de Regiones Devastadas, ahora llamado Nuevo Amate. Tras varios años realojados en diferentes barrios de la cuidad, hoy estas familias vuelven a casa. En total son 71 las que podrán estrenar sus nuevas viviendas, ya que como ha declarado Zoido «son las que han manifestado su interés por volver».

El alcalde ha insistido en las mejores condiciones de vida que van a experimentar los residentes, puesto que los pisos están construidos con muy buenas calidades: preinstalación de aire acondicionado, instalación de cogeneración para la producción de agua caliente sanitaria, tomas para antena colectiva de televisión y dos ascensores adaptados para personas discapacitadas.

Muchos de los asistentes a la entrega de llaves se mostraron deseosos por ver estas instalaciones y con muchas ganas de volver a casa. Es el caso de Concepción Baraofos, que pensaba que ya no iba a volver nunca a su barrio. «Mi marido y yo somos muy mayores, y yo creía que no iba a ver este acontecimiento, estoy deseando volver a mi casa donde he vivido toda la vida y he criado a mis hijas», ha señalado. Otros han mostrado incertidumbre ante la derrama que tendrán que pagar por la mejoría en las calidades.

Con respecto a esto, el alcalde ha enviado un mensaje de tranquilidad, diciendo que «es verdad que manteniéndose un precio simbólico del alquiler, ahora nos vamos a tener que enfrentar a unos gastos comunes, pero es verdad que actualmente hay ascensores y antes no los había». A esto ha añadido que «todos los habitantes van a tener un trato personalizado, atenderemos a las circunstancias de cada uno, para que todo aquel que lo necesite realmente sea ayudado en los gastos por el Ayuntamiento de Sevilla».

Tras esta explicación alguno de los vecinos se han sentido más tranquilos, como por ejemplo Francisco Rodríguez, pero ha asegurado que prefiere esperar «queremos saber que es lo que vamos a tener que pagar, cuando lo sepamos nos sentiremos totalmente tranquilos, hoy tenemos la alegría de volver a casa, pero la incertidumbre de cuales serán las mensualidades».