La Asociación de Vecinos Parque de San Antonio ha valorado positivamente que el Ayuntamiento de Sevilla haya colocado una señalización en la avenida Parsi, que enlaza la A-92 con la A-8028, con la que impide el paso de camiones a partir de ocho toneladas, con el objetivo de garantizar la «seguridad de los ciudadanos». Además han manifestado que no entienden las críticas de la Asociación de Parques Empresariales de Sevilla (APES).

En este sentido, uno de sus vocales, Antonio Alcalde, ha indicado que esta medida no ha de afectar «demasiado» a las empresas instaladas junto a esta vía, ya que los camiones que allí se dirijan «sólo tienen que rodear un parque para llegar». Recuerda que esta placa era una medida pedida,desde hace tiempo, por la Asociación entre Islas y Pinos por  «importante tránsito» de la avenida.

«La instalación de la placa de tonelaje se debe al continuo paso de vecinos, con sus hijos, en una avenida donde los camiones y turismos van a una gran velocidad, lo que provocaría un mayor problema para frenar para los camiones más grandes», explica, tras señalar que no entiende «el por qué de poner el grito en el cielo» contra esta medida que «garantiza la seguridad de los vecinos» que acceden, entre otros, al parque con huertos urbanos existente en la zona.

Además, ha anunciado que los vecinos se han puesto en contacto con el Distrito Cerro-Amate para que se extiendan al otro sentido de vía también los badenes ya que sólo hay en un lado de la avenida para provocar que se reduzca la «alta velocidad» de los coches y camiones que pasan a diario por la zona, algo que esperan que se lleve a cabo antes de que termine el año.