Un año más la Fundación Mornese, a través de la Casa Sor Eusebia sita en la calle Azorín, celebró la salida procesional de María Auxiliadora por las calles del barrio.

El cortejo contó con la presencia de muchos vecinos y feligreses durante todo el recorrido, ya que es una devoción que crece cada año. Este fervor se debe en parte al gran trabajo y arraigo que tiene el Centro de Formación y Atención Socioeducativa Sor Eusebia entre los vecinos de las barriadas Su Eminencia y La Plata.

Desde esta Fundación surgen iniciativas que tienen como protagonistas a niños y jóvenes, destinatarios del gran legado de Don Bosco, dando esperanza de una vida mejor a quienes solo encuentran dificultades y obstáculos, llenándolos de ilusión y prosperidad con un gran compromiso entre los más desfavorecidos.