El Servicio de Edificios Municipales, a petición del Distrito  Cerro-Amate, se ha procedido a dar cabida a una serie de mejoras dentro del colegio Jorge Juan y Antonio de Ulloa, situado en la calle Amor.

En el gimnasio del centro escolar se han colocado vallas de protección para las ventanas. Además se ha reparado y renovado todo el suelo y se han colocado nuevos focos de iluminación. También se ha procedido a dar cabida a los arreglos necesarios en los  aseos del colegio.

Asimismo, y a petición de la dirección del propio centro, se han  realizado las labores pertinentes para la colocación de solería con base de cemento donde irán colocados juegos infantiles. En este caso,  en el patio del centro perteneciente también al colegio Jorge Juan, pero que se encuentra situado entre la barriada La Romería y la calle Polvero.