Desde 1990, la asociación sin ánimo de lucro DESAL «Déjalo y Salta», ubicada en la calle Candelilla, trabaja para la prevención de las drogodependencias y la ayuda a los afectados por las drogas en su recuperación e incorporación social. Lo hace en los barrios de La Candelaria, Los Pajaritos y Madre de Dios, en el distrito Cerro-Amate y en ella colaboran voluntarios preocupados por las consecuencias negativas que provocan las drogas.

Como cada año por estas fechas organizan talleres donde realizan las típicas palmas que lucen balcones y balconadas para recibir una de las fiestas mayores de Sevilla, la Semana Santa. En concreto, voluntarias de esta asociación rizan las palmas que quedan trenzadas con esmero y pura artesanía, como solo manos con experiencia como las de estas mujeres saben hacer y a lo que dedican sus mañanas y tardes.

Confeccionan palmas de varios tamaños. De hecho, las grandes que llegan a medir seis metros lucirán en los balcones de muchas casas de la ciudad y quienes opten por las pequeñas podrán colocarlas en la solapa el Domingo de Ramos. Cada Viernes de Dolores acuden a la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, donde al finalizar la misa ponen a la venta sus trabajos. Todo a punto para dar la bienvenida en escasos días a la Semana Grande de Sevilla.