La asocación de vecinos Nuestra Señora del Águila ha manifestado que los vecinos del entorno disfrutarán de juegos para mayores en una zona terriza que está pendiente de urbanizar entre las calles Águila imperial y Águila barbuda, ya que «la dotación de aparatos para gimnasia en el barrio está aprobada por el distrito Cerro-Amate, siendo una de las prioridades para este año 2013», según ha declarado el vicepresidente de la entidad, Juan José Vecino.

El representante vecinal ha señalado que tuvo ocasión de transmitir personalmente al delegado del distrito, José Miguel Luque, durante su visita a las actividades conmemorativas del Día de Andalucía, las demandas más acuciantes de la barriada, además de recordarle «la necesidad de que se instalen dotaciones destinadas al bienestar de nuestros mayores, una obra que estamos deseando que se haga realidad, pues ya estamos en marzo y aún no tenemos fecha para estos juegos, por lo que pedimos celeridad en la ejecución del proyecto».

Durante ese encuentro, la directiva de la asociación de vecinos también le comentó al presidente de la junta municipal del distrito otra demanda relativa a la «sustitución y reposición de los bancos en la confluencia entre las calles Águila Perdicera y la avenida ocho de marzo», pues según la asociación «estos bancos tienen más de 30 años y la mayoría se encuentran deteriorados. Además, no existe homogeneidad entre los mismos, ya que hay bancos de todas las clases, por lo que pedimos que se repongan a imagen y semajanza de los que hay en el barrio del Cerro del Águila o en cualquier otro barrio de Sevilla». Se trata, de otro trabajo «que tiene el visto bueno del distrito y que también debe abordarse de acuerdo a los presupuestos para este ejercicio 2013», ha recalcado Vecino.

Por último, la asociación ha solicitado al Ayuntamiento de Sevilla que una actuación respecto a «las malas hierbas que hay en la barriada, ya que han crecido sobremanera con las últimas lluvias». Se trata de una acción que los vecinos quieren que se haga extensiva «a los alcorques de los árboles, que acumulan también bastantes hierbajos y suciedad, y pueden convertirse en un foco de atracción para insectos y roedores».

El Ayuntamiento «ha mostrado muy buena disposición» para acometer esta operación que, de hecho, «estaba prevista para el mes de febrero, pero se atrasó por la huelga de Lipasam. Posteriormente, comenzaron las lluvias, por lo que ha habido de nuevo que demorar estos trabajos para que el herbicida actúe de manera eficaz», ha explicado el vicepresidente de la entidad.