El cantautor y compositor sevillano Paco Herrera asegura que «desde que tengo conciencia siempre he sido y me he sentido artista», una profesión que lleva con orgullo y que nació en su más tierna infancia, pues explica que «de chico yo ya lloraba afinao y todas mis cosas, desde mis más tempranos juegos, los hacía al compás».

Afirma que fue un niño «muy precoz en el habla, en la lectura y en la escritura», pues con sólo cuatro años «ya me enteraba de lo que decían los periódicos y a los siete escribía sin ninguna falta de ortografía». Esta avidez de conocimiento, asociada con una particular prisa por crecer y por exteriorizar su creatividad lo convirtieron, en la década de los 80, en el primer autor español en crear una ópera rock -bajo el título de «Como caballo de Troya»- y en editar el primer rap que se grabó en Europa, el famoso «Típicos tópicos».

Sus incios en la música están asociados al barrio donde vive, El Cerro del Águila, ya que «yo fundé el coro de la parroquia junto con mi amigo José Antonio Martín Ávalo, en el año 1968. En la iglesia es donde he echado los dientes, ya que teníamos tantas ganas de cantar que era la única forma de coger un micrófono», bromea Paco.

Se trata de un barrio que lo ha visto crecer pues «yo era alumno del Martínez Montañés y mis amigos vivían en El Cerro, así que me he pasado paseando por sus calles toda mi vida». De hecho, señala que aunque su familia vivía en Ciudad Jardín «en cuanto he tenido la oportunidad me he venido a vivir a El Cerro, donde recompré la casa donde nació mi mujer, que es donde resido actualmente».

La devoción de este artista con su barrio quedó plasmada en su marcha «Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono», una de las más escuchadas en Semana Santa por lo que, entre risas señala que «he compuesto el aserejé de las marchas cofrades». Se trata de una obra cuya inspiración nació de una elegía que dedicó a su padre tras su fallecimiento, pues asegura que «hay una simbiosis inseparable entre mi padre y el Cristo de la hermandad del Cerro». Además de ésta, Paco Herrera ha compuesto otra marcha bajo el nombre del «Rosa del Cerro» dedicada a la Virgen de los Dolores, titular de la corporación del Martes Santo.

Un artista multidisciplinar

En su trayectoria artística, Paco Herrera ha grabado un total de 11 discos y otros 45 soportes fonográficos de estilos muy diversos. Además, desde el año 1990 lleva a cabo el proyecto solidario «Aires de Libertad» por el que imparte talleres de música en la cárcel Sevilla I y donde representa obras de teatro que adapta al estilo de comedia musical, en la que participan todos los internos. Actualmente está preparando una versión de El Quijote, que espera poder representar en el último trimestre del año.

Aparte, como apasionado por su barrio, este artista participa en todos y cada uno de los eventos que organiza El Cerro, como la Cabalgata de Reyes Magos o la Velá, en la que «empecé como cantante y he terminado como presentador», apunta.