La barriada Padre Pío ha vivido un fin de semana intenso. Por una lado, la Velá que ha sido organizada por la Asociación de Vecinos Guadaira con la colaboración del Distrito Cerro-Amate, y por otro lado la  salida de la Divina Pastora.

La Velá ha colmado las expectativas de todos los vecinos de la barriada que se encontraban dichosos por volver a tener esta fiesta enmarcada en sus calles tal como era antes, ya que hace diez años que no se celebraba. Por ello, ha sido acogida con mayor intensidad.

Por otro lado, el sábado la Agrupación Parroquial del Redil Eucarístico de la Divina Pastora de las Almas y San Pío de Pietrelcina realizó la Santa Misa donde estuvo presente el delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, junto a la subdirectora, María José Gil.

Tras la misa tuvo lugar la salida procesional de la Divina Pastora que fue  acogida con gran cariño por parte de todos los vecinos  y feligreses de la barriada Padre Pío.