«Lo que antes era un vertedero de basuras y malas hierbas, hoy es un nuevo aparcamiento». Así de contentos y complacidos se han mostrado los vecinos de la barriada Santa Aurelia con la puesta en servicio del nuevo aparcamiento de la calle Mandarina, un proyecto realizado por el Distrito Cerro-Amate y cuya conclusión se ha demorado por las continuas lluvias pero que ya está en funcionamiento, incorporando un total de 48 plazas para los vehículos de los residentes en la zona.

El parking se ha construido sobre un solar de unos 900 metros cuadrados y sobre este terreno se han realizado tareas de limpieza y desbroce, así como de demolición de restos de hormigón y otros pavimentos que había en el mismo. Además, ha sido necesario nivelar la superficie y reforzar el talud existente entre la Avenida de Andalucía y la superficie de la calle Mandarina con tierras procedentes de la propia excavación. El presupuesto para estas actuaciones ha sido de 28.223,73 euros.

El presidente de la asociación de vecinos y comerciantes Santa Aurelia, Francisco Granadilla, ha declarado que «los vecinos estamos muy satisfechos con el resultado de este proyecto y con el buen hacer del Distrito Cerro-Amate con nuestro barrio, olvidado por las corporaciones municipales durante los últimos 30 años». A este respecto, ha añadido que «hay voluntad política por solucionar los problemas de Santa Aurelia, y por fin vemos cumplidas algunas peticiones que llevábamos demandando décadas».

La construcción del aparcamiento se ha acompañado de una nueva reordenación viaria en la barriada, a demanda de los vecinos, de manera que ahora las calles Satsuma y Cañadul cuentan con sentido único.

El delegado del Distrito, José Miguel Luque, acompañado del director y la subdirectora, José Lugo y María José Gil, han visitado el nuevo estacionamiento y han compartido con los vecinos un paseo por la barriada, en el que han escuchado nuevas peticiones de los vecinos para mejorar el entorno de su barrio, como la solicitud de colocación de un semáforo en la Avenida de Andalucía.

Respecto a las posibles mejoras, el delegado ha explicado que desde el Distrito se están estudiando varias actuaciones en Santa Aurelia, como «la reubicación de los contenedores en la calle Satsuma, que sufren una concentración en esa vía, así como la manera de adecentar el acerado del entorno de la parroquia de San Lucas Evangelista hacia la calle Cañadul».

Además, ha recordado actuaciones ya ejecutadas como la ampliación de la calzada de la calle Amor, «una actuación que ha consistido en la reducción de la isleta de forma que queden libres dos carriles y no uno como estaba en un principio, para evitar así atascos en esa zona que comunica con la Avenida de Andalucía», o «el acercamiento de la línea 5 de Tussam, modificando su itinerario», ha detallado.