La Empresa Municipal de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) va a desarrollar pruebas, durante dos semanas, con un autobús híbrido paralelo, es decir, que puede funcionar tanto en modo eléctrico como en modo diesel, lo que ayuda a reducir el consumo hasta en un 41% respecto a un vehículo convencional.

Este vehículo de tamaño estándar, es decir, 12 metros de longitud, ha sido construido en la fábrica que la multinacional Fotón Motor tiene en Pekín y ensamblado y carrozado en Navarra. Tiene capacidad para 95 pasajeros, 28 de ellos sentados, es de piso bajo integral y dispone de tres puertas con rampa para accesos de personas con movilidad reducida. Además, el autobús dispone de un motor eléctrico Eaton Hybrid con una potencia de 44 kw a 3.000 revoluciones por minuto, y está alimentado por baterías de Ion Litio Hitachi de 340 V, y 11Ah.

«Esta prueba demuestra el compromiso de Tussam con la sostenibilidad y el medio ambiente. En este sentido, hay que recordar que Tussam dispone de una flota de 377 vehículos, de los que 155 están propulsados por gas natural comprimido, un 41% del total, lo que le hace ser la empresa con mayor porcentaje de vehículos de gas natural a nivel nacional», ha explicado el delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno.

De esta manera, Bueno ha señalado que «con esta iniciativa la empresa comienza una nueva estrategia de cara a las compras de nuevos vehículos que tendrán lugar a partir del próximo año, y que consiste en realizar pruebas reales a todos los vehículos, preferentemente en el periodo de calor, antes de su adquisición definitiva, para comprobar la idoneidad de cada modelo teniendo en cuenta las características concretas de Sevilla».