Los vecinos del barrio de Santa Aurelia tendrán mucho más fácil aparcar el coche en su barrio, sin tener que recurrir a la ilegítima doble fila, gracias a un nuevo aparcamiento que se construirá en la calle Mandarina, dotado con unas 50 plazas de estacionamiento.

El Distrito Cerro-Amate ha informado de que ya ha instruido el expediente para contratar las obras previas de conservación de pavimentos y adecentamiento del terreno en la citada calle. Así, se realizarán actuaciones como la renovación del acerado perimetral, en una longitud aproximada de 60 metros, incluyendo el acceso con adoquines.

En el propio solar se actuará en una superficie aproximada de 900 metros cuadrados y se ejecutarán tareas de limpiezadesbroce, así como de demolición de restos de hormigón y otros pavimentos que hay en el terreno. Además, se procederá a excavar una caja de unos 40 centímetros de espesor medio para nivelar la superficie. Por último, se reforzará el talud existente entre la Avenida de Andalucía y el solar de la calle Mandarina con tierras procedentes de la propia excavación. El presupuesto previsto para estas actuaciones es de 28.223,73 euros y el plazo de ejecución es de tres semanas.

Según la asociación de vecinos y comerciantes Santa Aurelia, la dotación de más plazas de aparcamiento es una vieja reivindicación ciudadana ya que «las calles del barrio están colapsadas por la doble fila», asegura el presidente, Francisco Granadilla, por lo que «si alguna vez ocurre algún accidente, los vehículos prioritarios, como ambulancias y camiones de bomberos, tendrían muy limitado el acceso al barrio».

El representante vecinal asegura que el aparcamiento de la calle Mandarina «será un gran alivio para los vecinos» aunque explica que «no acabará con el problema de la falta de estacionamiento», pues según calcula la entidad «serían necesarias unas 400 plazas como mínimo para atender las necesidades de Santa Aurelia».

Y es que según recuerda Granadilla,  «en el barrio tan sólo existe un aparcamiento de 156 plazas ubicado en la calle Amor, construido hace más de una década»

Por otra parte, con el objetivo de descongestionar el tráfico en el barrio, la asociación Santa Aurelia solicita que la calle Satsuma tenga sentido único y se utilice como vía de entrada al barrio y que la salida se realice por la calle Cañadul.