Un juez de Sevilla ha citado a declarar este martes a varios testigos dentro de la investigación por el crimen, el pasado mes de agosto, de un varón que fue hallado muerto con varias puñaladas en su vehículo tras estrellarse contra un contenedor de vidrio en la carretera de Su Eminencia, hechos por los que un hombre ha ingresado en prisión. Fuentes judiciales han informado de que el juez de Instrucción número 18 de Sevilla ha citado a declarar a varios testigos este martes y el próximo día 26 de noviembre, todo ello después de que el pasado mes de octubre se celebrara la denominada audiencia preliminar prevista por la Ley del Jurado.

Fue el pasado día 8 de agosto, tres días después del crimen, cuando agentes del Cuerpo Nacional de la Policía detuvieron al presunto autor de la muerte de este hombre de 30 años de edad, que estrelló su coche contra un contenedor en la carretera de Su Eminencia, esquina con la calle Emilia Pardo Bazán. Asimismo, las fuentes han señalado que, una vez fue detenido por la Policía Nacional, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla, que ordenó su ingreso en prisión imputado por un presunto delito de homicidio.

Por estos mismos hechos, se busca a una segunda persona que, por el momento, no ha sido localizada. Los hechos tuvieron lugar el día 5 de agosto, cuando el fallecido perdió el control de su vehículo y se estrelló contra un contenedor de vidrio en la carretera de Su Eminencia. Instantes después de salir del coche, falleció a causa de las tres cuchilladas por arma blanca recibidas en las piernas y el tórax. Tras el hallazgo del cadáver, la Policía Nacional centró sus pesquisas en determinar el lugar en el que se produjo el altercado a causa del cual el fallecido resultó gravemente herido tras recibir tres puñaladas. En el interior del vehículo se encontraron papelinas de papel de plata similares a las que usan los drogadictos para fumar, por lo que, inicialmente, se barajó la hipótesis de que el móvil del ataque estuviera relacionado con una rencilla por drogas o pagos pendientes.