Esfinges, pirámides, sarcófagos y papiros han cubierto las paredes de los pasillos de infantil. Mosaicos romanos hacen viajar a los niños de primer ciclo a la antigua Roma. Un barco vikingo, cascos y escudos anuncian que los alumnos del tercero y cuarto de primaria se han metido en la piel de unos eslavos. Griegos vestidos de blanco corren hacia un pasillo sujetado por cuatro columnas jónicas, son los alumnos de quinto y sexto, que esta semana viven en Atenas.

El Ángel Ganivet ha sido invadido por la mitología. Sus pasillos recrean distintas culturas que son la base de hoy. Talleres de pinturas y manualidades. Juegos de mesa que conocemos en la actualidad como el tres en raya o las damas pero que se remontan a las épocas egipcias y romanas. Entretenidos jerogríficos y diapositivas explicativas, son solo algunos de los muchos secretos que durante esta semana esconden los pasillos del Ángel Ganivet.

No falta un detalle. La decoración es perfecta y se nota un importante trabajo en equipo entre profesores, alumnos y padres. Es evidente que no son nuevos en esto, y es que este centro de educación infantil y primaria celebra su décimo quinta edición de su feria del libro. Una celebración común en otros colegios de la capital, pero única en su presentación.

La venta de libros en esta feria es lo menos relevante, evidentemente un stand da la bienvenida a la feria pero lo verdaderamente impactante y llamativo es la labor realizada por estos alumnos para darle vida a la mitología. Abierta al público en general, esta exposición viva llena de interesantes recovecos y con mucho que enseñar tiene que ser visita ineludible para todos los que puedan pasar por allí. En horario de mañana y de tarde, este jueves será el último día, además, los que acudan mañana podrán disfrutar de una representación teatral. Todo lo que se diga es poco para la iniciativa de este colegio.