En un país de ratones, el redactor jefe de «El eco del roedor» tiene la oportunidad de dar una exclusiva sobre el retrato de la Mona Ratisa. Dicha noticia relanzará su periódico como el líder en los quioscos, eso sí tendrá que fiarse de sus fuentes: su hermana y su primo.

Gerónimo es periodista y dueño de «El eco del roedor», un periódico de referencia. Tras la ardua labor diaria, al llegar a casa para descansar Jerónimo descubre que alguien ha entrado en su casa, ¿será un ladrón? La pregunta obtuvo respuesta pocos segundos después de ser fórmulada, sí, era una un ladrón pero nada peligroso era su primo que había entrado en casa a saquear la nevera.

Pero el primo Trampita visitó la casa de Jerónimo para algo más que para comerse su queso, tenía una exclusiva. La gran obra de Ratolardo Da Vinci, la Mona Risa, estaba siendo estudiada con rayos X. A eso que la hermana de Gerónimo, Tea, sabía aún más del tema. El novio de Tía trabajaba en un museo y le había contado que por la otra cara del cuadro de Da Vinci habían descubierto otra obra de arte. La exclusiva estaba servida aunque hacían falta más datos, la excursión al museo era obligatoria. La aventura acababa de comenzar.

Junto a Gerónimo, Tea y Trampita casi 300 alumnos de primaria pertenecientes a cinco centros de estudios del distrito Este-Alcosa-Torreblanca han conocido los secretos que esconde la sonrisa de Mona Risa. Sonrisas, caras de asombro y sin perder un solo detalle, estos niños han pasado hoy una mañana diferente, divertida y entre amigos en el centro cívico Torreblanca.

Ambientada en el boom de la literatura infantil, Gerónimo Stilton, esta obra de mano de la compañía Disparate Teatro ha acercado a estos pequeños a su ídolo, un roedor aventurero que hoy han podido ver, oír y hasta ¡tocar!