Puesta en escena simple, con acento andaluz, personajes del día a día con los que reirse y pasar un buen rato, sin duda hablamos de un espectáculo quinteriano. La compañía de Los Salesianos de la Trinidad ha llevado al auditorio del centro cívico de Torreblanca cuatro sainetes de los hermanos Álvarez Quintero para hacer disfrutar a los vecinos del barrio que, entre risas y aplausos, lo han pasado en grande.

Cuatro sainetes en poco más de una hora. Un espectáculo simple, bien interpretado y consiguiendo su objetivo, hacer reir y disfrutar. Con el aforo del auditorio casi al completo, personas mayores, padres e hijos han podido echar una tarde de teatro de lo más completa y divertida.

«Rosa, Rosita» la historia de un enamorado que va a conocer a la suegra y se lleva una muy grata sorpresa abrieron la el espectáculo. Tras ellos un cura y una señora charlatana y muy nerviosa protagonizaron el segundo sainete «El agua milagrosa» que, si cabe, fue mucho mejor que el primero.

Un monólogo, «Filosofía alcohólica», en el que se expone la visión de la vida de un alcohólico marcaría el ecuadros del espectáculo teatral. Por último, llegaría «Historia de la tercera edad» los problemas con un toque irónico e irrisorio de unos personajes de gran edad pusieron la nota final a esta tarde de sainetes que consiguió la puesta en pie del público.