El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, y la concejala Adela Castaño han acudido al inicio de temporada del club El Manantial de Sevilla Este para respaldar el «proyecto sociodeportivo que vienen desarrollando desde hace dos años en que se han hecho cargo de reactivar el centro deportivo Sendai y dotarlo de contenido con la participación en juegos municipales de más de 150 niños pese a las dificultades económicas y a las pésimas condiciones físicas en que se encuentra la instalación».

En este sentido, Espadas ha reclamado en varias ocasiones a través de la Junta de Distrito y también del Pleno municipal la intervención con inversiones en el arreglo «no sólo en un campo de albero con problemas de riego y apelmazado que hace prácticamente impracticable el juego, sino en el conjunto de las instalaciones y en los vestuarios faltos de mantenimiento en estos dos años y donde el club reclama que se habilite una zona para niñas que ahora ni existe». «Ahora que las presiones del club y del PSOE han surtido efecto y parece que el distrito hace caso a la necesidad de adecentar el albero, es necesario que Zoido se tome en serio el trabajo, que no caiga en el parcheo ni en la chapuza y se decida a incluir en el presupuesto de 2014 las inversiones necesarias para que el centro deportivo pueda colocarse al nivel del resto de instalaciones municipales de la ciudad».

De hecho, el socialista ha recordado que Zoido se comprometió en campaña electoral con el barrio y con el club a realizar estas inversiones que no han estado recogidas por ninguno de los dos presupuestos aprobados por el PP.

Además, el club sigue denunciando la asfixia económica en que lo sume el Gobierno que en noviembre pasado decidió retomar la gestión directa de la instalación que durante dos años había mantenido el propio club y, de forma automática, pasar el recibo por uso conforme a las tasas que rondan los 10.000 euros al año y sobre las que acabó decidiendo una bonificación del 80% que para esta temporada aún no ha sido confirmada. El PSOE pidió entonces sin éxito la exención excepcional de estos pagos habida cuenta del mal estado en que se encontraban las instalaciones y de que había sido el club y las familias las que habían conseguido volver a ponerlo en uso.