El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha criticado este martes los importantes recortes aplicados por el Gobierno de Zoido a la oferta de actividades deportivas relacionadas con la temporada estival en la ciudad, al haber disminuido de cinco a tres el número de piscinas municipales que en julio y agosto abrirán sus puertas al público en general y al haber establecido, además, un incremento en los precios por hacer uso de estas instalaciones que, «en modo alguno, se corresponden con el actual escenario de crisis».

Para Torrijos, resulta «muy lamentable» que en un contexto socioeconómico como el presente, en el que un 40 por ciento de los sevillanos reconoce que este año no se irá de vacaciones –como recoge el último Barómetro de la Fundación Antares–, el PP ponga a disposición de los vecinos menos piscinas que nunca para el baño recreativo, algo que ha calificado de «total despropósito».

Torrijos ha realizado estas declaraciones en el marco de una visita a Alcosa, donde se ha interesado por la situación de la piscina de esta barriada, una de las que el Gobierno municipal ha decidido clausurar a lo largo de este verano «con la excusa de que precisa de ciertas mejoras».

Y es que desde IU consideran que este cierre responde más bien a una «pésima planificación y coordinación» del PP, puesto que las reparaciones en marcha (en la sala de calderas y vestuarios) podían haberse acometido perfectamente antes del periodo estival o ya en septiembre, una vez finalizada la campaña de verano, cuando inevitablemente se paraliza la actividad en este equipamiento para afrontar las labores propias de limpieza y mantenimiento o el montaje de las cubiertas.

A la de Alcosa se suma además la piscina del C.D. Entreflores. Según ha recordado Torrijos, esta instalación es gestionada por el club deportivo Nudión, aunque durante los meses de verano siempre se permitía en ella el baño recreativo a todos los ciudadanos, gracias al convenio que el IMD (entonces dirigido por IU) solía firmar con sus responsables. Sin embargo, «desde que llegó el PP a la Alcaldía se ve que no se ha hecho nada por continuar impulsando esta línea de colaboración, privando a la mayoría de los sevillanos injustamente de este servicio», que en estos momentos se reserva única y exclusivamente a los socios de dicha entidad.

«¿Cómo se explica que, cuando más aumenta la demanda de baño recreativo en la ciudad de Sevilla, el Ayuntamiento mantenga cerradas el 40% de las piscinas municipales dedicadas a este uso?», se ha preguntado el portavoz de IU, después de advertir de que serán decenas de miles los usuarios perjudicados por esta nefasta política de recortes del PP, que, «encima, se atreve a difundir en positivo lo que es un evidente retroceso en materia de ocio y salud».

«Por si fuera esto poco», Torrijos ha denunciado también el sustancial aumento de las tasas que los sevillanos deberán abonar este año para disfrutar de estas instalaciones municipales. No en vano, «por mucho presunto abono económico que el Gobierno del PP se empeñe en vendernos, lo cierto es que los precios públicos relativos al IMD subieron una media del 5% en 2012 y otra del 7% en 2013 con respecto al ejercicio anterior», ha remachado el portavoz de la federación de izquierdas en el Consistorio.

Por último, Torrijos ha mostrado su inquietud ante los problemas que podrían producirse este verano en las piscinas, sobre todo, después de conocer que la empresa encargada de la seguridad en los centros deportivos municipales se encuentra actualmente en suspensión de pagos, teniendo previsto el IMD rescindirle el contrato en breve. Otro motivo para la preocupación, en este sentido, estriba en los últimos despidos de monitores y socorristas llevados a cabo por las concesionarias que gestionan los servicios acuáticos en estas instalaciones, con la connivencia del Gobierno de Zoido. De ahí que desde IU exijan al PP la «adopción de todas las medidas de refuerzo necesarias para garantizar la convivencia y evitar cualquier contratiempo que luego haya que lamentar».