El Ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito Este-Alcosa-Torreblanca y Parques y Jardines, han realizado diversas actuaciones de acondicionamiento de los parques Infanta Elena y Tamarguillo.

Según el delegado del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, «ambos parques son los dos grandes pulmones verdes del distrito, espacios que este equipo de gobierno ha recuperado fruto de mucho esfuerzo y dedicación para que los vecinos puedan disfrutar cada día, y especialmente los fines de semana de estas zonas verdes».

Por otra parte, en el parque Tamarguillo se han construido nuevos servicios públicos, ubicados junto a la Avenida, concretamente entre los huertos vecinales y la zona destinada al merendero. «Se trata de una demanda vecinal a la que el gobierno de Juan Ignacio Zoido da una vez más respuesta lo antes posible», ha subrayado Flores.

Además de los baños de uso público, se han reparado la red de riego y se han equipamiento los pozos del parque, de pozos, se han instalado una bomba independiente para el riego de los huertos, se ha reparado todo el mobiliario, arquetas y vallados, se han restaurado los caminos de tierra para facilitar el tránsito de los usuarios del parque y asimismo se ha construido un puente para comunicación de áreas seccionadas por el arroyo Tamarguillo.

Cabe recordar que el Ayuntamiento ha invertido desde mediados de 2011 aproximadamente 181.000 euros en actuaciones diversas en el parque del Tamarguillo.

«En todo lo que llevamos de mandato, hemos hecho un gran esfuerzo por recuperar un parque que estaba abandonado y en el que ya hemos desbrozado la maleza en las 96 hectáreas del parque, se inició la poda de la arboleda tras 12 años de abandono por parte del anterior gobierno, retiramos toneladas de basura y escombros y también se instalaron motores en los 3 pozos», ha recordado Flores, quien ha añadido que «a estas primeras actuaciones hay que sumar una larga lista de trabajos que nos han permitido devolverle la esencia a este parque del distrito».

En concreto, las últimas actuaciones realizadas en el parque Tamarguillo han sido el arreglo y la puesta en funcionamiento del riego, la instalación del cableado eléctrico en todo el parque, la recuperación de los 170 huertos perteneciente a la segunda fase del parque, la reparación de las fuentes y la colocación de nuevos bancos y papeleras. La adaptación de los juegos infantiles, la limpieza y desbroce del canal existente en el parque, la construcción del muro en parte trasera del cortijo San Ildefonso y de vallas de seguridad en los diferentes puentes, así como la reparación y colocación de vallas en el perímetro exterior del parque son otros de los trabajos acometidos, que se unen también al mantenimiento integral de todo el parque, la recuperación de la plaza central, la construcción de un puente para facilitar el paso por el canal, la recuperación de zonas anteriormente cerradas para el uso público y la colocación de señalización interior y exterior de las normativas del parque.

«La limpieza, arreglo y pintura de la zona de skate, la reparación de las barandillas de los miradores del parque, la canalización para evitar la acumulación del agua de lluvia en los puentes, la reparación de las puertas de entradas al parque y la construcción de nuevos caminos para facilitar el uso de parque son otras de las diversas actuaciones que hemos realizado en estas últimas semanas», ha explicado Flores.

Prosiguen los trabajos en el parque Infanta Elena
Por su parte, en el parque Infanta Elena se han reparado y abierto nuevos caminos, nivelándolos y compactando el suelo existente, así como también se han arreglado y ampliado las vallas sobre los puentes. Junto con estos trabajos, se han plantado árboles del vivero municipal, actuaciones que han supuesto una inversión de 56.000 euros.

Las próximas actuaciones que se acometerán en este parque consisten en el soterramiento del canal del valle inferior del Guadalquivir y el acondicionamiento de la cubierta mediante la reproducción de un bosque galería con especies autóctonas.

Además, el fomento de la actividad cultural dentro del parque es otra de las novedades que el distrito va a poner en marcha en las próximas semanas. A partir de mayo y hasta mediados de junio, todos los sábados el parque Infanta Elena se sumará al bookcrossing, iniciativa que consiste en intercambiar y compartir libros nuevos o usados. Así, desde este mes, quienes quieran participar de esta actividad, totalmente gratuita, pueden dejar sus libros, que serán compartidos con el resto de usuarios del parque, en la sede del distrito, ubicada en la calle Cueva de Menga s/n.

«La lectura y el parque es una combinación perfecta que queremos potenciar desde el distrito y por ello, quienes tengan libros, nuevos o que ya hayan leído, pueden ponerlo a disposición de otras personas», ha explicado el delegado del distrito Este-Alcosa-Torreblanca.