Transportes Urbanos de Sevilla rescata este sábado la explotación directa de la línea 28, que conecta el Prado de San Sebastián con el populoso barrio de Alcosa.  Una noticia que afecta a unos 60.000 habitantes y que según el propio delegado de Seguridad y Movilidad, Demetrio Cabello, será un paso más hacia un «excelente servicio» de transporte púbico.

Tussam, en concreto, recupera la gestión de esta ruta al expirar la concesión administrativa gracias a la cual la empresa de autobuses Casal S.L. se hacía cargo de la misma, con lo que el rescate de esta conexión se salda, entre otros aspectos, con la destrucción de 19 puestos de empleo correspondientes a empleados de Casal que prestaban servicio en esta conexión.

La línea  28, con una longitud de 20 kilómetros y 40 paradas, conecta la barriada de Parque Alcosa con el Prado de San Sebastián, a través de la auxiliar de la N-IV, la avenida de Kansas City, Luis de Morales, San Francisco Javier y Carlos V. Da servicio a los 23.000 habitantes de esta barriada, aunque la población servida a lo largo de todo su recorrido supera los 60.000 habitantes y su demanda alcanza los 2,5 millones de viajeros anuales.     Casal S.L., a través de una concesión administrativa que muere ahora, explotaba esta ruta desde 2007 y, como ha informado a Europa Press Luis Martín, director gerente de esta empresa de transporte de viajeros por autobús, el rescate de la línea 28 supone para esta compañía «la pérdida de una facturación muy importante».

En concreto, Casal S.L. ingresaba aproximadamente 2,5 millones de euros anuales por la explotación de esta línea. Como consecuencia del agotamiento de la concesión administrativa, Casal S.L. ha promovido una reestructuración laboral entre los 27 trabajadores asociados a esta conexión. Así, y según detalla Luis Martín, 19 trabajadores eventuales caerán directamente «en el paro» al no ser renovados sus contratos a cuenta de la ausencia de carga de trabajo y otros siete trabajadores indefinidos correrán la misma suerte.

Otros ocho empleados, no obstante, serán «recolocados» en otros departamentos y servicios de Casal S.L. El delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Demetrio Cabello, defiende de su lado que a través de medidas como esta, «nuestro objetivo es prestar un excelente servicio a los usuarios del transporte público de Sevilla», defendiendo así la explotación directa de esta ruta a manos de Tussam, cuya plantilla ronda los 1.500 trabajadores.