El campus de invierno organizado por el distrito Este-Alcosa-Torreblanca se despide. Casi 300 niños de estos barrios han podido disfrutar de esta actividad en la que aprender y disfrutar iban de la mano.

Una despedida nada amarga, el campus de invierno del distrito Este-Alcosa-Torreblanca ha dicho adiós hace unas horas y allí nadie ha soltado una lágrima o al menos no hasta que han terminado la jornada. Castillos hinchables, futbolines humanos, escalada con obstáculos y batalla de gladiadores han sido sólo algunas de las actividades programadas para hoy así que seguro que por ellos estarían despidiéndose una eternidad.

En el primer periodo (26,27 y 28 de diciembre) fueron casi 150 los niños que participaron en el campus, en enero (2,3 y 4) el número de inscritos ha rondado los 120. Un 90% de ocupación que revela la aceptación de las familias del distrito que han visto en el desarrollo de esta actividad una oportunidad perfecta de conciliación entre la familia y el trabajo en periodo vacacional.

Casi 300 familias de los barrios de Sevilla Este, Alcosa y Torreblanca han podido sacar pleno partido a estas navidades. Por la mañana mientras los mayores han trabajado los pequeños han disfrutado como lo que son, niños. A las 15.00 horas que se iba el último niño se acababan los juegos con otros niños y comenzaba la diversión en familia. Un plan perfecto que seguro que muchos en el distrito están deseando que lo de hoy no haya sido una adiós sino un hasta pronto.