En el distrito Este-Alcosa-Torreblanca se han recogido más de 173 toneladas de naranjas amargas, una ardua labor realizada por operarios en más de 6.000 árboles repartidos por las calles de los tres barrios que conforman el distrito.

Desde finales de noviembre, operarios del Ayuntamiento de Sevilla, comenzaron la recolección de naranjas amargas en el distrito Este-Alcosa-Torreblanca. Teniendo en cuenta las dimensiones del distrito y la cantidad de arbolado que da color a estos barrios, la tarea no ha sido fácil. Finalmente se ha trabajado en 6.350 árboles repartidos por las calles de los tres barrios del distrito, alcanzando una cifra de 173.072 kilos de este fruto. Una tarea que beneficia a los vecinos, ya que la caída de estas naranjas de los árboles al suelo puede ser peligrosa para los viandantes.

Se trata de una medida adoptada por el Ayuntamiento de Sevilla que pretende eliminar el exceso de este fruto en nuestra ciudad. Unos trabajos de suma importancia para la higiene de las vías, evitando así las continuas molestias, que de no realizar estas labores, se provocarían a los vecinos, «los trabajos de recogida de naranjas tendrán la menor afección posible en la vida de la ciudad, para ello los frutos se retirarán de los pavimentos a medida que se recolecta. Una vez retirado el fruto del acerado se procederá al barrido de los acerados, eliminando ramas, hojas y restos de frutos» según el delegado de medio ambiente Maximiliano Vílchez.

En total, la recogida de naranjas amargas se efectuará en más de 31.000 árboles de toda la ciudad. De ellos, 1.392 corresponden al distrito Este-Alcosa-Torreblanca. Sin duda, «una apuesta por las zonas verdes así como una mejora en su conservación y mantenimiento».