El portavoz del PSOE, Juan Espadas, y la concejala Adela Castaño mantuvieron esta semana una reunión con la directiva y buena parte de las 200 socias del club «Sintonía» de Alcosa en el centro deportivo municipal del barrio «que acumula por igual la dejadez en el mantenimiento y la conservación con desperfectos que afectan al uso normalizado de las instalaciones, y el descontento vecinal por las subidas de las tasas», según señaló el PSOE en una nota.

Así, los socialistas pudieron comprobar los trozos de cristal de ventanales rotos desde el temporal de viento de hace casi dos meses y la falta de solución dada por el IMD más allá de haber anunciado que hablarían con el seguro. Además, las usuarias se quejan de las goteras que llenan de cubos las instalaciones cada vez que llueve y que aumentan el riesgo de caídas y resbalones en la práctica de las clases.

Por otra parte, alumnos de la piscina del mismo centro deportivo de Alcosa han venido mostrando su queja por la temperatura del agua que también afecta a las duchas y vestuarios, lo que achacan a las tres semanas que lleva sin funcionar una parte de las calderas y que afectan también a las personas con discapacidad que se resisten a mantener sus clases de natación terapéutica por el frío.

A ello se une, según el PSOE, la subida en las tasas que viene sufriendo el club de gimnasia de mantenimiento para adultos «Sintonía», con más de 16 años de funcionamiento, y al que en esta temporada el IMD ha cambiado el sistema de tarificación del uso de pista para encarecer el servicio. Según su presidenta, Antonia Mazo, han pasado a cobrarles «como si se tratara de un club de competición, por lo que los 12 euros por hora con bonificación del 50% que hasta la temporada pasada venían pagando, se colocan ahora en 16 euros sobre los que, de momento, se mantiene la misma reducción». La preocupación recogida por los socialistas pasa por que, dada la subida constate de las tasas deportivas que viene decidiendo el Gobierno municipal, el club deje de contar con la bonificación del 50% en la siguiente temporada, lo que supondría pasar de los 6 euros/hora que pagaban el año pasado a los 16 euros/hora en que el IMD valora la ocupación de pistas en la categoría en la que se les ha incluido sin explicaciones.

Los socialistas engloban estas quejas dentro de los efectos a los que conducen «las decisiones que viene tomando el Gobierno para dejar caer servicios tan consolidados y de tanto impacto ciudadano y social como es la práctica deportiva en los barrios, con medidas disuasorias como son las subidas de tasas y la falta de mantenimiento de los centros que acabarán provocando que los vecinos o dejen de hacer deporte o prefieran acudir a centros privados». Por ello, exigen a Zoido que devuelva la prioridad del Ayuntamiento al deporte de proximidad, a la apuesta por los clubes de barrio y por las instalaciones municipales de primer nivel que heredó del anterior mandato, en lugar de centrarse exclusivamente en los fastos deportivos.