El delegado del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, junto al consejero delegado de la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa), Jesús Maza, y otros responsables de la empresa se han reunido hoy con los vecinos de Las Góndolas «para tratar la construcción del tanque de tormentas, resolver todas las dudas al respecto y atender las demandas de los vecinos como venimos haciendo desde hace meses en las diversas reuniones mantenidas con ellos», ha explicado Maza.

De esta manera, el consejero delegado de Emasesa ha explicado a los vecinos que «desde hace meses se vienen  estudiando posibles alternativas de ubicación del tanque de tormentas en otras zonas de la ciudad, que no sea Las Góndolas». Por lo que Maza ha reiterado que «los vecinos pueden estar tranquilos, no vamos a actuar a espaldas de ellos ni vamos a imponerle nada, prueba de ello es que la obra está paralizada y no se ha hecho nada. Estamos buscando y estudiando alternativas posibles de ubicación en otras zonas de la ciudad». Estas alternativas pasan por llevar a cabo las obras del tanque de tormentas en una zona con mucha menos incidencia en la población, posibilidad que en estos momentos se encuentra en fase de estudio.

Del mismo modo, Maza ha recordado que «las obras se encuentran paralizadas, por iniciativa del propio Ayuntamiento, desde que los vecinos nos lo solicitaron ya que así nos comprometimos con ellos. Siempre les hemos dicho a los vecinos que ante la más mínima duda que el tanque de tormentas pudiera causar  el más mínimo daño a los vecinos y sus inmuebles, nunca lo llevaríamos a cabo y así se lo hemos hecho saber en las diversas reuniones mantenidas en las que se han expuesto los principales temas que preocupaban a los vecinos, con el objetivos de resolver todas las dudas al respecto».

Asimismo, el consejero delegado de Emasesa ha aclarado que «la sentencia, lo único que desestima es la construcción sobre rasante de una construcción en una zona verde, el resto es perfectamente legal». A pesar de ello, «les hemos comunicado a los representantes de los vecinos, lo mismo que se les dijo antes del verano, y esto no es sino que aunque la obra contara con las autorizaciones pertinentes, ésta no se llevaría a cabo si se encontraba con la oposición vecinal. Nuestra postura no ha cambiado, es la misma que le expresamos a los vecinos en su momento».

Maza ha destacado que «se trata de un proyecto del anterior gobierno,  aprobado en Junta de Gobierno en 2010, posteriormente, en abril del 2011 se firmó un  convenio con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), y  aprobado en Pleno. Por tanto, lo que este gobierno está ejecutando un proyecto ya aprobado y redactado por el anterior gobierno, que no consensuó nada con los vecinos», ha detallado el responsable de Emasesa, que ha concluido que «desde el distrito y desde Emasesa se han escuchado y atendido las peticiones vecinales, con los que hemos mantenido diferentes reuniones y así lo seguiremos haciendo y atendiendo todas y cada una de las dudas que planteen los vecinos».