El delegado de Urbanismo y responsable de Emvisesa, Maximiliano Vílchez ha señalado hoy que «la Policía Nacional sigue investigando la ocupación ilegal de viviendas después de que la Empresa Municipal del Suelo pusiera en manos de la policía este asunto».

En este sentido, Vílchez ha explicado que «los pisos tenían las cerraduras cambiadas y los vecinos depositaban dinero en una cuenta de Emvisesa lo que nos hizo sospechar de que ocurría algo extraño por lo que rápidamente lo denunciamos».

«De hecho se dio orden al banco de que se devolvieran las cantidades ingresadas en la cuenta de Emvisesa al igual que las cantidades aportadas por gastos de comunidad, ya que las personas que viven actualmente en esas viviendas no son los ocupantes legales de las mismas» ha explicado el delegado de Urbanismo.

En este sentido, Maximiliano Vílchez ha asegurado que «hasta ahora una familia ya ha devuelto las llaves de manera voluntaria al reconocer que se trataba de una ocupación ilegal y esperamos que el resto de familias hagan lo mismo ya que las adjudicatarias reales están esperando para poder entrar».

En este sentido, Vílchez ha explicado que «el señor Torrijos debería apoyar a la administración y a la Justicia en su investigación ya que hay familias que no pueden entrar en sus viviendas debido a que están ocupadas ilegalmente« y ha añadido que «las personas que se encuentran en dichas viviendas actualmente deben abandonarlas y obtendrán su vivienda conforme al procedimiento establecido por Emvisesa».