El portavoz del Grupo Socialista, Juan Espadas, junto con los concejales Alberto Moriña y Adela Castaño se han reunido  esta mañana en las inmediaciones del Centro Deportivo Alcosa con asociaciones del barrio y usuarios de la piscina municipal para denunciar «el retraso y la mala gestión en la ejecución de unas obras menores de renovación de calderas que podrían haber estado resueltas durante los meses de verano tal y como se comprometió el Gobierno de Zoido y que ha acabado afectando al menos en una semana más al inicio normalizado de la actividad en la instalación».

«Sabemos que los operarios del IMD y de la empresa adjudicataria están apretando al máximo para que la semana que viene la piscina de Alcosa se abra evitando afectar más a los usuarios, pero hay que dejar claro que Zoido no ha cumplido con su promesa de eficacia en Alcosa: se cerró la piscina perdiendo el uso de verano para acometer unas obras que ni siquiera estuvieron adjudicadas hasta el 14 de agosto», ha explicado Espadas.

En este sentido, el socialista ha recordado «las quejas registradas durante todo el año por los usuarios sobre la temperatura del agua del vaso de la piscina y de los vestuarios que obligó incluso a personas mayores a dejar de acudir a los cursos». «El Gobierno de Zoido perdió cuatro meses negando el problema para acabar reconociendo en mayo que era necesario una actuación para la que no había previsión presupuestaria; aprueban en mayo una modificación presupuestaria de 42.000 euros pero vuelven a perder dos meses y medio en que finalmente se adjudique la obra, un cúmulo de torpezas y falta de eficacia que sólo ha perjudicado a los vecinos que este año no han contado en verano con piscina recreativa en el barrio y que, contrariamente a lo anunciado, tampoco pueden hoy empezar los cursos» comentaba Espadas.

Por otra parte, Espadas ha querido lanzar a los vecinos y usuarios un «mensaje claro» de que el PSOE estará «frontalmente en contra de Zoido si opta por la privatización de las instalaciones del barrio» como ya ha hecho con el recurso puesto contra el pliego de concesión de la piscina de la Fundición en el distrito Casco Antiguo. «No permitiremos que la piscina de Alcosa que ha sido costeada con dinero público y que una vez que se termine las obras de las calderas estarán en perfecto estado de funcionamiento bajo gestión directa del IMD pase a manos de empresas privadas que las expriman a costa de subir los precios, rebajar las prestaciones y los trabajadores y empeorando el servicio. Eso no es colaboración público-privada sino regalar a los privados una inversión que ha salido del bolsillo de los sevillanos».