El portavoz del Grupo Socialista, Juan Espadas, y la concejala Adela Castaño mantuvieron ayer en la barriada de Torreblanca una reunión con los vecinos de la promoción de pisos públicos construidos en la calle Pero Mingo, 95 pisos en alquiler con opción a compra que el Gobierno local entregó a sus inquilinos en marzo pasado.

Los socialistas pudieron comprobar in situ el estado de conservación y mantenimiento de esta promoción y, concretamente de los 65 pisos de Torrelaguna S6, cuyos inquilinos han reclamado reiteradamente sin éxito la intervención municipal para el arreglo de desperfectos que ocasionan problemas diarios a los vecinos.

En concreto, se trata de la aparición de humedades en los trasteros por no haberlos provisto de respiraderos, grietas y agujeros en zonas comunes, y acumulación de bolsas de agua en los techos de los pasillos llegando a traspasar incluso al interior de las viviendas. Según criticó el PSOE en una nota de prensa, la mala finalización de las canalizaciones interiores provocan atascos en las arquetas de los pisos, e inundaciones en los garajes donde se acumula agua en zonas próximas a las puertas de los contadores de luz, con el consecuente riesgo para los vecinos que eso conlleva.

Además, los residentes explicaron a Espadas que las placas solares con que el edificio venía dotado no han funcionado en ningún momento, una denuncia de la que Emvisesa no se ha hecho responsable, al igual que de los extintores robados y no repuestos.

Se da la circunstancia además de que los adjudicatorios pagan individualmente, y al margen del recibo de alquiler, una cuota de 27,21 euros de comunidad, de la que desconocen la utilidad puesto que ni se invierten en las mejoras que se demandan ni sirven para que Emvisesa autorice, por ejemplo, el arreglo de un ascensor antes de tres semanas después de haberse estropeado.