El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y la concejala Adela Castaño han realizado esta semana una visita de inspección junto con vecinos y entidades de Torreblanca para denunciar el estado de degradación en el que se encuentra la plaza Salvador Valverde, un punto de referencia en el barrio por encontrarse justo enfrente del centro cívico al que acuden semanalmente cientos de sevillanos.

«En tres años Zoido ha permitido que la nula intervención municipal acabe convirtiendo un espacio público de uso diario en una zona totalmente degradada, donde el área de juegos infantiles ahuyenta a las familias por tener el suelo impracticable y totalmente levantado, donde falta el equipamiento deportivo que dé sentido a una pista de baloncesto, y donde la suciedad, la falta de mantenimiento y de seguridad es la tónica con la que los vecinos de Torreblanca se encuentran a diario», como el propio Espadas ha podido comprobar.

El socialista llama la atención del alcalde sobre su delegado de distrito puesto que «no se puede alcanzar tal nivel de abandono en un sitio tan identificable si no es desde la dejación más absoluta de quien se supone que dedica 24 horas a los barrios que son de su responsabilidad. ¿O es que el delegado de Torreblanca no ve que plaza ha pasado de ser un sitio de encuentro a una zona insegura donde se acumulan restos de botellona?», se pregunta.

En este sentido, Espadas adquirió el compromiso de recuperar urbanísticamente la plaza a partir de mayo próximo «para devolverla al uso original implicando en su gestión y conservación a vecinos y entidades que llevan años trabajando por la mejora del barrio y a los que no se puede seguir ignorando por parte de Zoido ni de su delegado de distrito».

En el recorrido, vecinos de la calle José Muñoz San Román reclamaron al portavoz socialista la intervención del Ayuntamiento en una reurbanización «que Zoido esquiva argumentando que se trata de una zona privada, cuando evidentemente es de uso cien por cien público como se comprueba a simple vista. Zoido no puede seguir dando excusas a los vecinos para no dedicar presupuesto municipal a este tipo de prioridades ciudadanas. Tras tres años de mandato, la paciencia de la gente se ha agotado», explica.

Por último, Espadas comprobó «el lamentable arrinconamiento al que Zoido está sometiendo al histórico club deportivo San Antonio Drago en un empecinamiento sin justificación alguna por privatizar instalaciones deportivas». La gestión del campo de fútbol municipal se adjudicado a una empresa privada que ha expulsado de las instalaciones al club cuyos jóvenes y niños tendrán ahora que pagar por hacer deporte, «un profundo error y duro golpe a los equipos de base en el conjunto de la ciudad, que aún es más grave en barrios donde el club realiza además una reconocidísima función social».

En este caso además, el portavoz socialista denuncia «la humillación de trato al club al que el Ayuntamiento ofrece como sede un contenedor inmundo por el que encima tendrán que pagar alquiler, luz y agua».

El delegado del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, ha respondido a Espadas asegurando que «la plaza Salvador Valverde lleva invertidos 25.000 euros en distintas actuaciones de mejora».